José

Esparza acusa a Feyo de no poder reformar un gobierno de coalición y luchar contra los socialistas ‘populares’ que critican a Sánchez

José Javier Esparza Abaurrea, rodeado de miembros de la directiva de UPN.yaqui portoprensa árabe

Presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Javier EsparzaConfirmado el fin de la coalición de centro-derecha suma navarra Quién ganó las elecciones autonómicas de 2019. UPN se postulará en solitario en mayo de 2023 tras los frustrantes vínculos que Esparza ha mantenido en los últimos meses con miembros de la dirección del presidente del PP, Alberto Nez Feijo. «Navarra no es España», respondió Esparza, en referencia a los diferentes intereses de UPN frente a PP o PSOE.Dirigentes localistas pretenden obtener apoyo para Pedro Sánchez y malaquivet, que es la aspiración común del Partido Popular de Navarra. Esparza culpó directamente al PP de acabar con la alianza el pasado mes de agosto, cuando el viceministro Miguel Tellado Mencioné la negociación «de igual a igual» con UPN en una entrevista.

La decisión adoptada por Esparza fue refrendada por unanimidad por sus ejecutivos esta tarde -respaldando sus comparecencias mediáticas- y lo desmarcó de los socios tradicionales de Navarra PP y UPN, pero que hasta 2019 no compitieron contra distintas listas en las elecciones autonómicas.Esparza desató un paquete de coalición en la UPN hace tres años, primero con la Alberto Rivera (C’s) luego con pablo casadoEn Casado imponiendo sus estandartes a alfonso alonsoel popular presidente vasco que tiró la toalla bajo la presión del Génova.

50 asientos

Navarra Suma ganó cómodamente en 2019 con 127.000 votos y 20 diputados -en un parlamento regional de 50 escaños-, pero fue una victoria mixta para Javier Esparza, ya que confirmó que el Partido Socialista de Navarra (PSN) quiere que Chivite obtenga 72.000 votos y 11 escaños. Será un pacto con los partidos nacionalistas, con apoyo de investidura de EH Bildu. Las buenas relaciones de Esparza con el Partido Popular de Casado empezaron a desmoronarse el 3 de febrero. Sergio SayasCarlos García Adanerodos diputados navarros desafiaron la directiva de Esparza y ​​votaron en contra de las reformas iniciadas por Sánchez.

Tras cuatro meses de contacto con los dirigentes del PP, Esparza pretende «unir el centro derecha en Navarra». La decisión del presidente regionalista se basa en la defensa de «lo mejor de Navarra», fórmula que difiere de la de la Alianza Navarrasuma, que impulsó en 2019. Decidido a hacerlo solo, Esparza cree que conseguirá «Bildu» tras una legislatura en la que se ha multiplicado la influencia de la coalición abertzale con su apoyo al Gobierno en minoría de María Chivite, sin tener acceso al hombre clave de la comunidad formal. El dirigente de UPN aseguró que negociaba «muy difícil» con la dirección del PP desde el pasado verano y desvinculó la decisión del papel que podría jugar representando a Adanero y Sayas, que están sancionados por UPN con dos años y medio de prisión. Cese del combate por desobediencia a las instrucciones de su ejecutor.

Según UPN, si UPN y PP salen por separado, las encuestas que realizaron arrojan mejores resultados que el repetido acuerdo electoral. «No somos muy sospechosos de no querer la unidad del centroderecha», subrayó Esparza, quien destacó la «generosidad» del acuerdo de 2019 con VW y C. En 2015, cuando la UPN y el PP estaban solos, la navarra regionalista consiguió 15 diputados y el PP 2 escaños, muy por debajo de los 26 escaños otorgados por la mayoría. Esparza rechazó cualquier acuerdo con el actual PSN, pero no cerró la puerta a futuros acuerdos con el PSOE que «no crucen la línea roja», concretamente con EH Bildu.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí