Psicólogo Zsolt Demetrovics: 'No conviene ponerle una pantalla a tu hijo para calmarlo cuando llora'

Zsolt Demetrovics (Budapest, Hungría, 51) tiene una respuesta después de mucho pensar. “Treinta años después, la forma en que los millennials interactúan ha cambiado”, dijo, reconociendo que es lógico tener dudas o recelos sobre las nuevas tecnologías. «La socialización y la diversión son lo mismo detrás de los videojuegos en línea». Presidente de la Sociedad Internacional para el Estudio de la Adicción …

suscríbete para seguir leyendo

preguntar. ¿Tienes una red social?

respuesta. Tengo cuentas en Facebook, Instagram y LinkedIn, pero no las uso. No tengo tiempo.

P: ¿Le preocupa su impacto en los jóvenes?

R: La pregunta es cómo usamos la web y la tecnología. Cuando era joven, ni siquiera tenía teléfono en casa, así que tenía que ir a la cabina telefónica del pueblo. Ahora tenemos toda la información en nuestros teléfonos. La tecnología ha evolucionado tan rápidamente durante los últimos 25 años que ha sido difícil adaptarse a estos cambios drásticos. Nos ofrece muchas posibilidades, pero también riesgos.

P: ¿Cuáles son los riesgos?

A. Adicción y uso excesivo. Pero hay más consecuencias: problemas físicos, problemas oculares, de sueño y de relaciones por estar sentados frente a una computadora que conducen a nuestro estilo de vida sedentario.

P: ¿Existe una relación entre el uso excesivo de videojuegos y la soledad a medio-largo plazo?

R: Esta es una gran pregunta. Cuando empezamos a usar una red social, un dispositivo o un videojuego, hay una razón detrás. Tenemos que ver por qué. Antes la única forma de conocer a alguien era ir a su casa oa otro lugar, ahora se encuentran. Ahora también se puede hacer online. Esto es algo bueno, pero puede tener consecuencias negativas para las personas.

P: Hablas mucho sobre el escapismo.

Respuesta: Sí. El escapismo puede tratarse de relajarse, disfrutar o socializar. Jugar juegos en línea es genial después de un día estresante. Es relajante, como tomar una copa de vino después de una discusión con tu jefe. Los problemas surgen cuando el uso de Internet o los videojuegos tiene un impacto negativo significativo en el trabajo, la escuela o nuestras relaciones y perdemos el control de nuestro tiempo.

P: ¿Cuánto tiempo es el más largo?

R. Es difícil concretar un número y si esta es la única solución. El riesgo es huir y olvidarse del problema. Desconectar está bien, pero la pregunta es: ¿tendremos este problema al día siguiente o seguiremos haciendo lo mismo?

P: ¿Somos menos capaces de enfrentar los problemas?

R: Hay diferentes estrategias, algunas tienen más que otras. Algunas personas discuten con su jefe y lo enfrentan con naturalidad: «Bueno, seguiré haciendo mi trabajo», dicen. Otros rumian durante días y tienen dificultades para manejar el estrés emocional. Es más probable que busquen sustancias o ciertos comportamientos para aliviar el dolor.

Zsolt Demetrovics tras una entrevista en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. Kike Rincón

P: El fenómeno de la adicción de menores está empeorando. ¿porque?

R: La adicción a los videojuegos es más común entre los jóvenes, pero descubrimos que la adicción a los videojuegos parece ser un trastorno menos progresivo que la mayoría de los comportamientos adictivos, incluido el alcohol o las apuestas. La recuperación espontánea es común entre los jugadores jóvenes.

P: ¿Cómo sucedió esto?

R. Por ejemplo, los adolescentes juegan 10 o 12 horas al día, al cabo de unos meses o medio año, la situación bajará y volverá a la normalidad. Esto no sucede con el alcohol. Cuando empiezas a beber, los problemas evolucionan durante una o dos décadas en la mayoría de los casos.

P: ¿Cuál es la explicación?

P: Todavía no sabemos lo suficiente. Es posible que las personas no puedan disfrutar más u obtener los efectos que desean con los videojuegos. Se necesita más investigación para determinar si la adicción a los videojuegos es un problema gradual o temporal.

P: ¿Éramos más felices antes de Internet?

R: No lo creo. No me gusta describir las realidades asociadas con las nuevas tecnologías como buenas o malas. Nuestras vidas han cambiado mucho, pero todavía no nos hemos adaptado. Las redes sociales existen por una necesidad. Vivimos en una sociedad más personal, y en lugar de simplemente detenernos en la calle para compartir nuestra rutina diaria con nuestros vecinos como lo hicimos hace unos años, obtenemos Me gusta. Nuestras necesidades no han cambiado, pero nuestras circunstancias sí.

P: La escuela está solicitando una revisión del uso de la tecnología.

R: Tomará tiempo. Vemos las grandes posibilidades de la tecnología: pudimos tomar clases en línea durante la pandemia, y por eso, ahora reconocemos la importancia de la educación presencial.

P: ¿Cuándo se deben presentar las pantallas a los niños?

R: Por supuesto, no es saludable hacer esto a una edad muy temprana, y es necesario que lo hagan tanto los padres como los niños más adelante. No es buena idea darle a nuestro hijo un teléfono o iPad para que mire solo, ni tampoco es buena idea sentar a un niño frente al televisor. Hay una interacción entre la pantalla y el niño. No se recomienda poner una pantalla a los niños para calmarlos ya que llorarán o se enfadarán. Para esto, no tenemos que usar la tecnología.

P: Los padres no tienen modelos a seguir para la educación tecnológica.

Respuesta: Exactamente. No teníamos esta vida cuando éramos niños y ahora estamos aprendiendo con nuestros hijos. Nos alertan sobre el consumo de alcohol pero no sobre estas tecnologías porque no existen. Es bueno establecer reglas y límites con sus hijos. Tenemos que entender que lo que hacen ellos es diferente a lo que hacemos nosotros, y lo que significa el teléfono móvil para ellos.

P: ¿Debe la administración pública regular el uso de la tecnología en el sector educativo?

R. No interviene de forma muy agresiva, sobre todo a nivel de usuario, pero sí a nivel de desarrollador. Es importante explicar los riesgos. Los gobiernos tienden a resolver los problemas a través de leyes, pero los trastornos mentales nunca se han resuelto a través de la regulación.

P: Según la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), la edad media de exposición a la pornografía ha descendido hasta los ocho años.

R: El consumo de pornografía es un problema creciente. La pregunta es cuál es la motivación detrás de esto. Suele ser una conducta compensatoria o de reemplazo. Si miras porno para mejorar tu vida sexual, deberías estar bien, pero si miras porno por insatisfacción o problemas de relación, esa es una historia diferente. Ver porno no resuelve estos problemas.

P: ¿Es la pornografía el peor enemigo de la salud sexual?

R: No lo creo. Puede ser útil comprender que algunas cosas no deben estandarizarse. El mayor riesgo de la pornografía es que presenta una sexualidad irreal.

P: Los padres pueden jugar videojuegos con sus hijos, pero no ver pornografía con ellos. ¿Cómo se les presentó el sexo?

R: Introducir el sexo a nuestros hijos siempre ha sido difícil. Depende de nuestra relación. (vacilando) Creo que está bien jugar juntos, pero ciertamente no creo que sea bueno ver porno juntos. (reflexionando de nuevo) Esta no es una respuesta fácil.

P: ¿Qué adicción conductual tiene mejor pronóstico?

R: Una de las dificultades con las adicciones conductuales es que son parte de nuestras vidas. El objetivo de un alcohólico es dejar de beber y nunca volver a beber; el objetivo de un adicto a Internet o al sexo no puede ser dejar de tener sexo o no jugar videojuegos.

P: ¿Cuál es tu objetivo?

R. Aprende a controlarlo. Esto es muy difícil.

Puedes seguir a PeriodistasdeGénero Salud y Bienestar en Facebook, Twitter e Instagram.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí