Investido tras una supermayoría, es un buen ejemplo de puesto saltando de Cs a PP tras el anuncio del fichaje, mientras sigue representando al alcalde de «naranjas»

En 2019, Ignacio Gragera (Badajoz, 1982) fue cabeza de lista de Ciudadanos y recibió cuatro diputados. Fue alcalde durante los dos últimos años de la anterior legislatura gracias a un pacto con el PP.En diciembre del año pasado, anunció la firma de

En 2019, Ignacio Gragera (Badajoz, 1982) fue cabeza de lista de Ciudadanos y recibió cuatro diputados. Fue alcalde durante los dos últimos años de la anterior legislatura gracias a un pacto con el PP.En diciembre del año pasado, anunció la firma de El Popular fue noticia por su pionera decisión de desplazar los altos cargos entre los liberales y se la otorgó Badajoz, que le había otorgado el poder absoluto.

Su paso al PP fue polémico porque se produjo durante su mandato como alcalde. ¿Demuestra el tiempo que vale la pena? Sí, al final todos tenemos un objetivo y es ganar las elecciones y darle a la ciudad la oportunidad de seguir trabajando por ello desde la unidad de centro-derecha, aunque a veces las cosas se salen de control cuando algunas personas suben el tono. y al final tenemos razón. Hacemos que los locales se vean positivos. Badajoz se merece seguir teniendo estas políticas, mejorarlas desde la solidaridad, por eso estoy muy contento, muy agradecido, pero también tengo una gran responsabilidad. En la anterior legislatura, el PSOE ganó votos en Badajoz, pero gracias al acuerdo del PP para gobernar dos años luego usted en representación de Cs. ¿Cómo fue esa etapa?, los dos primeros años fueron monopolizados por la epidemia. Cooperar entre dos formaciones diferentes es un desafío al principio, porque tienes que ganarte la confianza de tus compañeros de equipo. Los gobiernos de coalición pueden ser muy malos o muy buenos, dependiendo de la capacidad de cada individuo para ganarse la confianza. Durante mis dos años como alcalde, finalmente salimos de la pandemia y comenzamos a sentir el pulso de la ciudad. En resumen, cuatro años de desafíos, emergencias e incapacidad para ejecutar todo lo que planeamos en nuestro plan interino. En esta nueva legislatura, estos retos habilitarán proyectos que han estado pendientes durante años.

Los ciudadanos ya no se donan cuando renuncian a su bandera

¿Le duelen más las críticas internas o de otros partidos rivales? Tengo un mantra de que si doy un paso, lo hago con seriedad y de manera muy reflexiva. La crítica política no me afecta tanto como afecta a otras personas, lo cual es una suerte. Personal Sí, no entiendo. Se cruzaron muchos límites en asuntos personales, mentiras y acusaciones muy serias que no pensé que tendría que ver, escuchar o leer. ¿Cuándo te diste cuenta que el proyecto Cs ya no se te da a ti mismo? siempre tengo. En las circunstancias en las que nos encontramos, no es lógico ni razonable dar a unas estructuras políticas el mismo peso que a otras. Cuando el PSOE empiece a desviarse, ya no debería ser un interlocutor efectivo como otras fuerzas. Algunas personas entienden la neutralidad como la izquierda y la derecha equidistantes, pero yo creo firmemente que la neutralidad debe entenderse como una elección entre el bien o el mal para el país y la política desde la creencia en lugar del equilibrio. Cuando ves al PSOE cruzar líneas rojas, como colonizar instituciones para entregárselas a exfuncionarios y ministros, o cuando cada institución es manipulada y tergiversada, entonces no puede ser equidistante. ¿En qué pregunta específica crees? ¿En qué fracasó su anterior partido político? No entiendo por qué se permite un estado de alerta como compatible. Los derechos se entienden limitados cuando las condiciones de salud lo requieran, pero no para eludir la ley. El apoyo a la reforma laboral también es difícil de comprender. Además, empezamos a poner mucho énfasis en los discursos regionales, locales, provinciales. No está claro cuántos miembros de Cs alientan tal regionalismo. Eso no habla por mí, porque entiendo que tenemos que dar un panorama que nos permita ir al mismo lugar y poder tener la misma discusión en un lugar diferente. Pero, sobre todo, los votantes no entienden la falta de iniciativa y no saben lo que quiere la formación. Esto se pierde cuando estamos inmersos en el proceso de reconstrucción, en el debate sobre si volver a la socialdemocracia o al liberalismo progresista. Piensas en el interior, estaba destinado a ser. ¿Esto es más culpa de Inés Arrimadas o de Albert Rivera? No tienes que personalizar. Este es un problema global, un problema conceptual. La situación tan complicada que heredó Arrimadas era difícil de cambiar de rumbo. Muchos interesados ​​dicen que todo se trata de negarse a pactar con Sánchez, pero es él quien no quiere pactar, y ahora ve otra muestra de su incapacidad para llegar a un acuerdo con personas sabias y moderadas.

El Extremadura exige un cambio, Guardiola se lo merece

¿Qué opinas de que Cs no se presente a las elecciones? las decisiones que toman. ¿Qué encontraste en PP? Feijóo tenía muy claro que quería el bienestar de España y de los españoles. Tiene una idea muy moderada y sensata de cómo debe ser este país, un país que no se queda al margen, tiene su programa político, pero nunca pierde el pulso para volver a ese país que es armónico, que respeta la institucionalidad. Equilibrio y trata de no volverse en contra Salir de fiesta es un delito. En última instancia, se trata de reducir la tensión, la polarización y la agresión, suponiendo que durante X tiempo será culpado, insultado y despreciado por muchas personas. Pero sabe mantener el rumbo y llegar al objetivo final para que la administración recupere la cordura a partir del 23-J. ¿Viste venir lo de María Guardiola? Soy muy optimista y conozco gente de todos los ámbitos de la vida. Sé que hay esperanza y es posible lograr un giro electoral y cambiar las políticas que han llevado a Extremadura al statu quo, lo cual no es recomendable porque en nuestra tierra ni siquiera las cosas básicas como la educación y la salud están garantizadas, a pesar de tener más recursos que nunca. Esperamos ver nacer pronto este nuevo gobierno, que también hará posible que la Junta y Badajoz vayan de la mano. ¿Hay Vox dentro del gobierno o hay Vox fuera del gobierno? No es eso lo que digo, está claro que Extremadura quiere un cambio, debería cambiar, María debería ser presidenta. ¿Estaría más cerca un acuerdo sin elecciones generales? No sé, podría afectar, pero realmente no sé porque no estoy en esas negociaciones. ¿Pero tienes una opinión general? ¿Sobre si su partido debería llegar a un acuerdo con Vox? No tengo la necesidad de esto, porque por suerte, una mayoría absoluta es posible. Yo diría que en Extremadura, el acuerdo lo representa María Guardiola, quien quiera sumarse a este cambio debe hacerla presidenta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí