Minerva 22.jpg

Minerva 22.jpg

Como era de esperarse, Minerva Foods causó revuelo al anunciar la compra de 16 plantas de Marfrig, tres de las cuales están ubicadas en Uruguay. Cabe mencionar que esta operación, con un costo de más de 1.500 millones de dólares, es una de las más importantes de la región y del mundo.
La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, aseguró que el acuerdo tendría que pasar por una defensa de competencia antes de un fallo.

No es inmediato.

El Dr. Marcelo Secco, tras consultar con el Departamento de Valor Agregado, está convencido de que se trata de una operación de activo, de carga, que forma parte de un determinado curso de acción estratégico para Marfrig. «En este camino de diversificación, a partir de hoy donde casi el 30% de los ingresos provienen de productos de valor agregado, la empresa se encuentra realizando ofertas a un grupo de plantas en Brasil, Argentina, Uruguay y Chile que no involucran agregación de procesos de valor». El presidente ejecutivo de Marfrig dijo entonces que se había tomado la opción de negocio, «obviamente requiriendo que las autoridades de competencia pertinentes aprueben las operaciones en cada país».

Secco lo cuantificó en casi 100 millones de dólares por planta, pero dijo que Marfrig no abandonaría los países donde se vendió. «Estamos desarrollando en Tacuarembó, que será una planta más grande, un proceso de inversión que se decidió hace dos años. Lo mismo ocurre en Argentina y Brasil, donde se crían más de 2.000 cabezas de ganado cada día.

En Uruguay, los activos que entran al negocio son las fábricas de San José, La Caballada y Colonia. Pero el Dr. Seko aclaró que no se instalarán corrales de engorde y que la fábrica de conservas Frey Bentos permanecerá.

El jefe de Marfrig dijo que este acuerdo puede tardar un tiempo en materializarse, «una cosa muy importante a la que tenemos que prestar atención durante estos procesos es darles la seguridad de que las actividades de la fábrica seguirán funcionando con normalidad», aclarando «Esto «Este año no será un proceso, por lo que como empresa seguiremos enfocándonos en lo que venimos haciendo y haciéndolo mejor». Por otro lado, aseguró que la operación “no provocará ningún traumatismo, esfuerzo ni cese del proceso activo”.

Preocuparse.

Ing. Agr. Patricio Cotabaria está preocupado. «Esta es una noticia muy grave para toda la industria cárnica de Uruguay, para todo PeriodistasdeGénero. Estamos muy preocupados porque una empresa tendrá 7 fábricas y concentrará más del 44% del trabajo. mire las otras empresas que operan en el mercado, vamos a estar hablando de un 70% más de trabajo, la carga de trabajo de estas cuatro empresas no es buena”. Confirmó: “Tenemos más de 40.000 productores y tenemos que trabajar «Con menos de cuatro empresas, las negociaciones hacen el 70% del trabajo y creemos que es una cosa muy peligrosa que podría cambiar la ganadería uruguaya de manera difícil».

Cuestionado sobre que Uruguay ha permitido la exportación de ganado en pie, y que este es un mercado que procesa mucha información sobre las operaciones, dijo: «Esos factores nos pueden ayudar de alguna manera, exportar ganado en pie, obviamente lo hemos visto este año. Funciona, pero no lo veo en términos de exportaciones de ganado gordo porque estamos hablando de estas empresas también en la región». Respecto al INAC, el presidente de la ARU afirmó que «hay que trabajar mejor con los datos» y mencionó que «hay cierta discrepancia entre el precio del INAC y el precio del ACG, con un pico de diferencia de hasta el 25%, está la problema del ganado en libertad, y puede haber algo de ganado de la propia industria», dijo.

Requerir.

También está preocupado el presidente de la Federación Municipal. «Es necesario pedir al Estado, a las autoridades competentes y a la propia Minerva que expliquen a los productores que no habrá colusión en la compra de fincas.» Sin embargo, el Ing. Agr. Jorge Andrés Rodríguez cree que esto podría llevar a una lectura positiva. «No creo que se reunieran la semana pasada para tomar yerba mate y hubiera este tipo de negocio, debe haber existido desde hace algunos años. Tal vez una parte del negocio brasileño-chino tenga algo que ver». «Digamos explicar. Ahora el suministro a China será proporcionado por la empresa. Esta puede ser una oportunidad».

Respecto a la competencia, menciona “Es como pelear con todas las estadísticas que tienes contra un enemigo que es mucho más fuerte que tú. ¿De qué te sirve eso? Te va a cortar la cabeza de todos modos”. En ese sentido, dice: “Como productores «Tenemos que ganar seguridad para tranquilizarnos. Porque ésta es una industria en la que estamos encadenados o estamos encadenados».

El presidente de la Confederación Rural afirmó que «Uruguay es un país serio desde el punto de vista jurídico y alguien que puede demostrar que no hubo colusión en la compra de ganado. Si no se puede probar, entonces hay que intervenir y evitar que «El negocio no puede continuar. Si no se dan garantías, no podemos. Es como ir a un partido y el árbitro lleva la camiseta del oponente. No podemos jugar».

luz roja.

Conrado Faber lo definió como «mala noticia». «Hemos realizado una adquisición importante, la planta empacadora de carne BPU, y en ese momento sabíamos que no era conveniente, que la concentración de la principal industria empacadora de carne de nuestra nación, el principal negocio de nuestra nación en unas pocas manos, era una mala noticia». él dijo. El presidente de INAC dijo: «Estamos preocupados por cómo abordar este problema. Si agregamos tres fábricas más en esta fábrica ahora, que ya es la cuarta fábrica propiedad de la empresa, esto conducirá a un aumento en el número de siete fábricas. , que representan el 10% de la producción total, el 43%.» Cuota de sacrificio. Todo ello lleva a una situación muy incómoda, y sabemos que la ley actual debería limitar esta funcionalidad. Mencionó que “esta es una luz roja que no debemos ignorar”.

La resolución será «técnica»

La noche del martes, el presidente de la ARU presentó al presidente Luis Lacalle Pou un documento técnico elaborado por el organismo que reflejaba cómo la concentración no fue buena. «El presidente nos dijo que ésta será una solución técnica, no política, y tenemos que esperar una solución de la Comisión de Competencia», dijo Cotabaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí