Los edificios modernos carecen de protecci贸n

Mientras la antig眉edad supere a la calidad, la arquitectura moderna seguir谩 desprotegida. Algo similar volvi贸 a ocurrir: unos estudiantes de la Universidad de Alcal谩 fueron enviados por su profesor a pintar la casa de Alejandro de la Sota Guzm谩n, solo para encontrar en su lugar una casa de tres pisos con techo a dos aguas. La lecci贸n de arquitectura fue inesperada: la inteligente yuxtaposici贸n de la casa y lo irregular del jard铆n en De La Sota no convencieron a quienes viv铆an en ella: era…

Reg铆strate gratis para seguir leyendo

Si tienes una cuenta en PeriodistasdeGenero, puedes utilizarla para acreditar tu identidad

M谩s informaci贸n

Mientras la antig眉edad supere a la calidad, la arquitectura moderna seguir谩 desprotegida. Algo similar volvi贸 a ocurrir: unos estudiantes de la Universidad de Alcal谩 fueron enviados por su profesor a pintar la casa de Alejandro de la Sota Guzm谩n, solo para encontrar en su lugar una casa de tres pisos con techo a dos aguas. Una lecci贸n inesperada de arquitectura: la ingeniosa yuxtaposici贸n de la casa de la Sota con lo irregular del jard铆n no convenci贸 a quienes viv铆an en ella: fue Enrique Guzm谩n hijo quien decidi贸 demolerla.

Construida a principios de los a帽os setenta en la urbanizaci贸n de Santo Domingo de Algete (Madrid), esta casa es abstracta y no es m谩s que un pedestal sobre un prisma. Se trata m谩s de la buena vida de los residentes -zonas con sol y sombra y proximidad a la vegetaci贸n- que de la ocupaci贸n rentable del suelo. En l铆nea con otras obras modernas, como la Casa Moratiel construida en Barcelona en 1955 por Josep Mar铆a Sostres, y en conjunci贸n con dise帽os posteriores, como la Casa Blas construida cerca de Madrid por Alberto Campo Baeza una d茅cada antes, la Casa Guzm谩n es una cultura arquitect贸nica universal. Las famosas ventanas de las esquinas de la biblioteca son, por tanto, el resultado de la f谩brica Fagus construida en Alemania por Walter Gropius.

El edificio que reemplaz贸 a la casa de Guzm谩n.Laura Rivas

La mejor arquitectura hace esto, aprende. Tambi茅n consigue situarse fuera del tiempo y por tanto alejado del car谩cter evanescente de la moda. Sin embargo, esta sutileza no parece suficiente para garantizar su protecci贸n como patrimonio cultural. Por eso vale la pena preguntarse cu谩ndo una obra de arquitectura pasa de ser un bien de consumo a un elemento patrimonial y, por tanto, a un bien que necesita preservaci贸n. Eso es lo que pide el arquitecto, definir esta condici贸n.

Dada la gran cantidad de edificios famosos recientes, la falta de planificadores urbanos dedicados a catalogarlos y el valor econ贸mico en relaci贸n con otros edificios, si se ampl铆an las regulaciones para protegerlos, puede surgir la situaci贸n en la que los mejores edificios ya no existan. Ya no es s贸lo un recuerdo. fotograf铆a.

Algunos defienden esta memoria de papel, prefiriendo la destrucci贸n al cambio, pero lo que ocurre en otras culturas 鈥搈irar c贸mo edificios de m茅rito art铆stico se convierten en lugares representativos o monumentos tur铆sticos鈥 ofrece alternativas m谩s constructivas. 驴C贸mo cambiar谩 esta cuidadosa conservaci贸n la arquitectura misma? 驴Los usuarios quieren un hogar inmutable? En caso de duda, conviene recordar que no fue el nombre del autor ni su ambici贸n lo que convirti贸 el edificio en un bien cultural. La capacidad deliberada de una obra para abrir caminos, brindar soluciones y mejorar la disciplina es su forma m谩s elevada y, por lo tanto, debe protegerse. Puedes intentar crear una obra de valor cultural, pero s贸lo el tiempo juzgar谩 su contribuci贸n. Es cierto que lleva tiempo evaluarlo. Pero si no quieres vivir con recuerdos y arrepentimientos, llegar a tiempo para ahorrar tambi茅n es clave.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆