En septiembre de 2020, el personal de la industria del entretenimiento de Parma se movilizó para tomar medidas para ayudar a la industria a hacer frente a las pérdidas causadas por la pandemia.

En septiembre de 2020, el personal de la industria del entretenimiento de Parma se movilizó para tomar medidas para ayudar a la industria a hacer frente a las pérdidas causadas por la pandemia.EFE

La cultura casi nunca es determinista. Todo estreno sueña con el éxito pero corre el riesgo de fracasar. Los ingresos del creador a menudo van y vienen con las estaciones. Como consecuencia, la pandemia ha golpeado con especial dureza a una industria con pocos pilares sólidos. “La situación de muchos artistas ha pasado de precaria a insostenible, poniendo en peligro la diversidad creativa”, advirtió la UNESCO, la agencia de la ONU especializada en cultura, ciencia y educación, en un informe difundido el martes, titulado Re | Thinking Creative Policy, que analiza la situación mundial. panorama de la industria y tiene 332 páginas con gráficos interminables, reflexiones, ejemplos concretos, algunas buenas noticias, pero también algunas señales de alerta.

Más información

“En los países donde hay datos disponibles, las industrias culturales y creativas han visto caer sus ingresos entre un 20 y un 40 por ciento en 2020, estas industrias generalmente han tenido un desempeño inferior al de sus respectivas economías nacionales, y estas industrias han sufrido más que en cualquier crisis anterior”, dice la investigación. La traducción más extrema de los datos es el cierre de salas de cine, teatros, salas de conciertos o galerías, que ha afectado a todo el planeta en estos dos años, además de cientos de espectáculos, películas, libros, cuadros, videojuegos o cómics que nunca logrado. Pero quien se quedó lo hizo con dificultad: «En 2020, los creadores obtuvieron más de un 10 por ciento menos de ingresos”, según la Unesco. «Desde que se declaró la pandemia, los artistas han tenido que ganar más. Demasiada dependencia de los medios de transmisión no proporciona suficientes ingresos para sostener una carrera», agregó el estudio, que da seguimiento a la Convención de 2005 sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales.

Otra infografía del informe de la UNESCO.Otra infografía del informe de la UNESCO.

La nueva tormenta también abrumó a los creadores desprotegidos. Especialmente en Latinoamérica: Según investigaciones, casi dos tercios de los profesionales (64%) de esta industria son autónomos. En la UE, la proporción de autónomos artísticos cayó al 33 %, pero sigue siendo el doble de la media de este tipo de empleo en la población general (14 %). Según el Ministerio de Cultura y Deporte, las cifras de España están en línea con las europeas, mostrando que el 66,8% del empleo cultural es remunerado, frente al 83,9% del conjunto de la economía. Tanto es así que el informe es un tema tabú para algunos economistas, pero otros lo ven como la única solución: “La crisis ha llevado a exigir una renta básica universal y la aplicación a todos los empleos del sector cultural Salario mínimo modelo. Y creatividad De hecho, incluso en países con programas de seguridad social que cubren a los trabajadores por cuenta propia, un porcentaje significativo de estas personas a menudo no son elegibles”.

El subtítulo del estudio, «Elevando la cultura como un bien público global», llama a fortalecer la importancia de las artes para los países. Sin embargo, existe una paradoja general en este campo: la cultura siempre recibe la carta de oro, especialmente de la política, pero el verdadero oro aún está por llegar. La Unesco condenó «el décimo año consecutivo de descenso de la inversión pública en cultura», al tiempo que lamentó que «las regulaciones inadecuadas o inadecuadas y la falta de competencias en el entorno digital agudicen las desigualdades».

Detalles de una de las infografías reportadas por la UNESCO.Detalles de una de las infografías reportadas por la UNESCO.

Sí, entre estos avances, el texto destaca “políticas más integradas fruto de la cooperación interministerial”. Aunque los esquemas incluidos en este apartado pueden suscitar algunos interrogantes sobre la estructura del gobierno español: en la revisión global de “Políticas y medidas desarrolladas a través de la cooperación interministerial”, el sector menos proclive a trabajar codo con codo con la cultura es el deportivo – Junto con la salud, es del 1%.

La UNESCO dedica la mayor parte de sus textos a resaltar la importancia social y económica de la cultura, a la que considera un motor potencial del desarrollo sostenible y una herramienta esencial para reducir las desigualdades. Sin embargo, en ocasiones el sector reitera y refuerza su disparidad con el conjunto de la sociedad. Así, por un lado, en 2019 las exportaciones mundiales de todos los servicios culturales ascendieron a US$ 117.400 millones, el doble que en 2006. Todavía representan menos del 2% de todos los servicios de marketing. El 95% de las exportaciones de servicios culturales son realizadas por países desarrollados: solo los EE. UU. representan el 45%. Sí, advierte el texto, «esta cifra debe tomarse con cautela, ya que muchos países en desarrollo comunican solo datos limitados (especialmente China)». El informe también destacó que, a partir de 2017, “se observaron más medidas para favorecer los intercambios culturales entre países en desarrollo”.

Otra infografía del informe de la UNESCO.Otra infografía del informe de la UNESCO.

Varios temas abordados por el texto son bien conocidos en el campo. Aunque solo la penetración de la UNESCO puede darnos un panorama completo de los problemas que enfrenta y encuentra cada país dentro de sus fronteras. Avanza, quédate donde estás, incluso da un paso atrás. Como resultado, dijo el grupo, «los ataques a la libertad de expresión artística continúan aumentando en todo el mundo, desde la censura hasta el asesinato». También citó el informe Reescribiendo su historia, que analizó a 56 personas de 20 países en 2019. -película taquillera, descubrió que solo el 27% de los personajes femeninos eran líderes, en comparación con el 42% de los personajes masculinos. Al mismo tiempo, «la mayoría de los países latinoamericanos, así como Australia, Canadá y Finlandia, han tomado medidas para garantizar una mayor expresión cultural y acceso a la cultura de los pueblos indígenas».

Otro ejemplo señalado por la UNESCO es de América Latina: Latin Retina. Es una «plataforma digital de transmisión gratuita dedicada a películas latinoamericanas», desarrollada por el Ministerio de Cultura de Colombia en alianza con Bolivia, Ecuador, Perú, México y Uruguay. “Tienes acceso al 8 por ciento del catálogo de todo el mundo, y brinda acceso gratuito al público que vive en América Latina y el Caribe”, advierte el texto.

Porque las culturas de todo el mundo tienen problemas comunes. Pero como muestra la investigación, también sugiere soluciones. En Palestina, por ejemplo, la residencia interdisciplinaria Sakiya reúne a creadores, académicos y agricultores «para crear y compartir conocimientos sobre la interacción entre el arte contemporáneo, la ecología y las tradiciones agrícolas locales de subsistencia». Austria, Argelia El Teatro Regional Lan ha inventado una forma especial para entrar: para comprar una entrada hay que entregar un libro. Solo en 2017 recogieron 3.000. Hoy, estas obras tienen un nuevo público: forman la biblioteca de un hospital pediátrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí