La ley de vivienda de Sánchez anula el urbanismo

Creyeron que después de una década de espera, su sueño de construir una casa se haría realidad, que la tierra y la maleza que habían visto comenzarían a ser desenterradas, y ahora, se colocaría la primera piedra de su hogar. Pero el terreno sigue siendo un páramo, un recuerdo de los garajes demolidos de los Cuatro Caminos Caminos y un espejismo de los proyectos arquitectónicos y urbanísticos verdes que debe albergar el distrito de Chambéry. Las 400 familias de la cooperativa metropolitana compraron suelo a Metro en 2014 para la construcción de seis edificios y zonas verdes, y su entusiasmo estalló cuando el Ayuntamiento de Madrid aprobó el proyecto urbanístico en febrero, solo faltaba el apoyo de la comunidad para las grúas Aprobación para despegue, pero todo se vino abajo cinco meses después.

La ley de vivienda promulgada por Pedro Sánchez en abril anuló el plan, lo paralizó y lo devolvió al punto de partida una década después. El motivo no es más que que la ley aumenta la proporción de suelo reservado para vivienda asequible del 10% al 20%, y afecta a todos los informes que no hayan finalizado, aunque ya hayan comenzado. Además, la regla establece que la mitad de este 20% debe destinarse a la renta.

Los planes para el Garaje de Caminos de cuatro vías, que incluye 443 viviendas, seis edificios (residenciales y un tercer piso) y un parque, tuvieron que desarrollarse desde cero para acomodar la proporción de viviendas protegidas exigidas por las normas gubernamentales sin carácter retrospectivo o de transición . La fuente de ABC Consulting explicó: «Independientemente de cuándo comenzó la planificación, se aplica desde el momento en que se aprueba».

El Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura e Interior, donde se encuentra el documento, tenía que decir que sí y devolver el documento al Ayuntamiento el 30 de junio, ha podido saber el diario. El cabildo y la comunidad ya están trabajando para ajustarlo, ya que el documento está obligado por ley a reactivarse.

“Al día de hoy no sabemos si podremos implementar el proyecto”, dijo Desiré del Río, vocera y vicepresidenta de la Cooperativa Metropolitana, quien junto a otros 442 compañeros y el terreno lo resumió sin rodeos. El propietario se enteró hace dos semanas que el proyecto les brindará su vivienda

Año 2014

terrenos en venta

Metro vendió las naves a una cooperativa por 88 millones de euros. El gobierno de Ana Botella ha aprobado proyectos para construir 443 casas, aunque la falta de informes lo ha paralizado.

2017

segundo despegue

Bajo Manuela Carmena, Madrid ya está implementando completamente el plan, pero tendrá que comenzar de cero porque no se anunció en el comunicado oficial de la comunidad.

2019

reprensión

La Asociación de Ciudadanos y Patrimonio de Madrid presentó una demanda judicial pidiendo que no se derribe el garaje y que se declare bien cultural. El TSJM lo desmintió, y el Ayuntamiento lo volvió a aprobar.

2021-2023

corte y aprobación

Juntas de vecinos llevaron a juicio por falta de documentos ambientales. El TSJM está de acuerdo con ellos, pero lo anuncia demasiado tarde porque el garaje ha sido demolido. Vuelve al cuadro de inicio. En 2022, con modificaciones, aprobado. Ahora, la ley, lo ha derribado de nuevo.

El proyecto con el que habían soñado durante años –en 2014 invirtieron 200.000 euros, “ahorro de vida”– había que rehacerlo por completo. Era una tetera fría, «un desastre total». “Nos sentimos muy abandonados, enojados y asqueados”, lamentó Del Río, quien enfatizó: “Somos presos del gobierno”.

compañero de expulsión

Su fe en el desarrollo del garaje de cuatro kaminos se ha evaporado como un castillo de naipes. Calculan que, si todo va bien, se tardará al menos un año y medio en volver a los niveles que se veían antes de la derogación de la Ley de Vivienda central.

El retrabajo no es el único problema. Al aumentar el porcentaje destinado a viviendas protegidas, hay que echar a la gente como la vivienda pasa de libre a protegida, esos socios que han invertido dinero, llevan aguantando desde diciembre de 2014 esperando que se ejecuten sus proyectos, y ahora solo queda incertidumbre«, prosiguió el portavoz, que definió el momento en el que se encuentran como el momento «más complicado» en la lucha de una década desde que adquirieron las naves de Metro por 88 millones de euros. El caso llegó incluso a la Corte Suprema por falta de aprobación de los trámites ambientales hace cuatro años, paso que desde entonces se ha subsanado.

una excepción

Los miembros de la cooperativa quieren que el gobierno haga una excepción y esperan que los programas lanzados no se vean comprometidos por la ley, que ya es una medida desesperada. “No son solo garajes, hay miles de planes urbanísticos por todo el país”, prosiguió Del Río, que también culpó a la Comunidad de Madrid de lo sucedido. «El documento se recibió en marzo y pensábamos que para mayo lo aprobarían, pero lo dejaron ahí, ‘en espera'», criticó el representante vecinal, quien insistió: «Es un proyecto muy politizado y ahora nos sentimos abandonados». en la Comunidad Autónoma de Madrid nos dijeron que tenemos que cumplir la ley y lo haremos”, se mostró completamente resignado y lleno de desesperación porque cuando vieron la luz y creyeron que la máquina empezaría a funcionar, todo pasó. Derretido de nuevo. negro.

El Garaje de Cuatro Caminos es el principal plan urbanístico del centro de la ciudad, que afecta a una superficie de 43.253,13 metros cuadrados entre las calles Bravo Murillo, Pablo Iglesias, Reina Victoria y Esquilache. Además de una torre de treinta y una plantas de unos cien metros de altura, tiene previsto construir hasta seis edificios de entre cinco y ocho plantas. A esto, por diseño, había que sumar el Parque de Chamberí, una zona verde de 16.869,47 metros cuadrados, la mayor parte de la cual se ubica en los terrenos que albergaron las centenarias instalaciones y estaciones de metro, ahora abandonados.

“No es solo una inversión de 200.000 euros, es solo una ilusión. [por ella y su marido] En 2014 invertimos todo lo que teníamos, pero ese valor ya no existe. A esa cantidad le suman el alquiler o la hipoteca (depende de cada uno de los 443 cooperativistas) que no tienen desde hace diez años, dice Del Río. Quédense en la calle, abogados, arquitectos… Suman y siguen. Qué harían si el artículo no volviera a aparecer es algo en lo que no quieren pensar «Uh… muchas reuniones primero para ver si podemos ejecutar; si no, demandaremos, emprenderemos acciones legales contra todos los que se interponen en el camino de su progreso”, concluyó. Los miembros de la cooperativa resultaron heridos, atrapados en estrecheces administrativas, sin saber cómo saldrían las cosas, y las esperanzas de 443 personas de comenzar una nueva vida se desvanecieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí