La Inocencia de Feria Valencia

Feria Valencia cosechó un gran éxito a principios de los 2000 con miles de expositores, visitantes y un calendario de eventos repleto de citas. Fue un día de éxtasis para el titular de la centenaria academia española, que desde entonces ha atravesado algunos proyectos de expansión que costaron más de lo esperado. La crisis financiera de 2008 marcó el inicio de la recesión, que supuso la transformación de Feria Valencia (acumulando un agujero económico de 1.029 millones de euros) en una empresa 100% Generalitat encargada de la devolución de deudas durante muchos años. Así que, dice Rafael Climent, ministro de Economía Sostenible cuando su ministerio se hace cargo del tema, “empezar de cero”.

Equity Entity ha experimentado una grave crisis reputacional. Ha contratado al menos a tres firmas vinculadas al caso de corrupción para su representación y mercadeo, a pesar de que ya tiene una división a cargo de ello. En 2019, una sentencia judicial valenciana concluyó que la entidad carecía de control en la gestión de los fondos públicos: entre 2007 y 2011, a medida que descendían las cifras de negocio, las tasas de representación y las tarjetas de crédito se multiplicaban al 100 por 100 millones de euros en los años de mayor valor, aunque el La fiscalía descartó la posibilidad de malversación de fondos. Esto es una pérdida de tiempo. Por su parte, la Feria de Madrid (IFEMA) actúa como embudo de algunos eventos de Valencia.

En Valencia, la administración pública y los empresarios hicieron todo lo posible por salvar la Expo, pero no consiguieron ponerse de acuerdo sobre si sería pública, privada o híbrida. Cuando Natxo Costa, actual subsecretario del Ministerio de Economía Sostenible, acudió a la Dirección General de Comercio en 2015, le entregaron tres carpetas, una de asuntos generales y otra de situación con la Institución Ferial de Alicante (IFA), con una Agujeros entre ellos 70 millones de euros, el tercero en la Feria de Valencia, la mayor cifra.

El empresario y líder empleador José Vicente González se hizo cargo de la agencia en 2013 y se fue en 2019 después de hacerse cargo de una agencia en apuros y entregar una presidencia con resultados operativos positivos. Sin embargo, no logró poner fin a la fase final de un rescate de un solar que la Generalitat gestiona desde hace años con deuda justa. La pandemia vino, paralizó y necesitaba volver otra vez. 2022 terminó con una pérdida de 2,2 millones de euros (su actividad típica), porque, debido al covid-19, se suspendieron todas las competiciones del primer trimestre, incluida la más fuerte Cevisama. 2023 pinta mucho mejor, con 35 carreras y 60 eventos programados.

Debido a la covid-19, en las instalaciones de Feria Valencia se están almacenando ninots de varias diputaciones falleras.Mónica Torres

El subsecretario de Economía y director general de la cotizada, que pasará a ser propietaria de Feria Valencia el 5 de mayo, se preocupa por exhibir, además de la rentabilidad y la eficiencia, dos mantras que González ha impuesto durante su mandato a número de comerciantes y visitantes. “¿Cuántas ventas directas e indirectas hay en el salón? El impacto en las empresas es muy importante, así que si repiten es porque les funciona. Otros certámenes se van desvaneciendo, pero aquí, en Colonia o Birmingham. IFEMA tiene mucha concursos, en parte porque es capital. Tenemos que saber qué feria podemos hacer”, reflexionó Costa, quien representa a Compromís en el gobierno del jardín botánico.

Lo que más importa es lo que sucede en lugares cerrados. Para no perderte nada, suscríbete.

suscripción

“Las ferias deben ser de apoyo a los tejidos productivos, no de cosechar beneficios”, dijo Costa, quien defendió el carácter público de la feria. “El modelo es similar en todas partes: Fiera di Milano es una empresa pública, pero el 69% de las acciones provienen del gobierno italiano, el gobierno de Milán, cámaras de comercio, asociaciones empresariales y fundaciones equivalentes a las cajas de ahorro”, precisó.

En 2017, el gobierno de Botànic comenzó a reestructurar la entidad. La Generalitat ha decidido que dos sociedades cotizadas gestionen las ferias de Alicante y Valencia. De estos últimos, se harán públicos nueve de los 16 directores, con el director Rafael Climent como presidente; y representantes del Consejo de la Cámara de Comercio, la Asociación de Empresarios CEV, la entidad fundadora Unión Gremial, el Concejo Municipal y la Diputación Provincial. .

El proceso de conversión de IFA se completó en marzo, mientras que el proceso de conversión de Feria Valencia se completará a principios de mayo. El Ayuntamiento de Valencia es propietario del suelo en el que se asienta el solar, habiéndolo cedido a la Generalitat a través de una «variante exterior», que no volverá al municipio salvo cambio de uso. “Desde el punto de vista contable, el suelo de más de 500 millones de euros cubría de alguna manera la deuda expositiva. Ahora somos los propietarios del suelo y del edificio”, añade la viceministra.

Al fondo, todo acristalado, el centro de eventos Feria Valecnia. Mónica Torres

Según Costa, la Generalitat amortiza unos 40 millones de euros al año por deuda justa, lo que podría mejorar la gestión. «Nuestros índices de ocupación son aceptables, aunque hay que mejorarlos. La pandemia le ha dado más uso social al recinto: se realizaron antiexámenes, la falta de cobijo del Incombustible 2020, que era y es depósito sanitario [por la pandemia]», concluyó. A partir de ahora, la cotizada, que asumirá todo el personal ferial, amplía su actividad para organizar eventos de carácter económico, deportivo o cultural. «También podremos organizar conciertos», señala el responsable de la agencia. jefe ejecutivo garantizado.

Eva Blasco, presidenta de la CEV de la provincia de Valencia y consejera de Feria Valencia, agradeció a la Generalitat por asumir la deuda, argumentando que la gestión debe ser de carácter privado, “porque de lo contrario podría debilitar la competitividad del funcionamiento de la agencia”. El lo notó. “La transición nos parece buena, pero queremos que se privatice la gestión. Queremos que el juego sea 100% manejado por el departamento”.

Según Blasco, PeriodistasdeGénero de las ferias ha cambiado mucho. «No podemos hacer ferias porque nos faltó. Hay referentes en Europa, América y Asia. Se han transformado, añade, no son solo lugares de noticias. Además, el recinto acoge otro tipo de eventos», pero también necesita ser eficiente. «

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí