Jose Antonio Hernandez | Leer y Vivir ~ Montilla Digital

Los profesores y estudiantes que se sorprenden al escuchar que el objetivo común y último de la educación en todos los niveles y en todos los campos es la lectura, probablemente no se den cuenta de que la lectura es una habilidad compleja que involucra múltiples mecanismos y factores.

20221124jah

Leer no es sólo deletrear, sino explorar los acontecimientos, explorarse a uno mismo y al mismo tiempo acortar la distancia con los demás, es escuchar y hablar, es convertirse en otra persona sin dejar de ser uno mismo.

Preveía de antemano la recepción crítica que recibiría Marcel Proust (Barcelona, ​​Paidós, 2022), una obra de Roland Barthes que, en mi opinión, es actual, sorprendente y valiosa: me aventuro a pensar que su lectura será instructiva e instructivo para escritores profesionales y críticos aficionados, profesores y estudiantes de teoría, crítica o historia literaria, y tengo la impresión de que se leerá en un Un enfoque especial ofrece ideas novedosas a quienes ya están familiarizados con la obra del novelista Marcel Proust o el teórico y crítico Roland Barthes. Quizás la conclusión más importante es que, antes que escritores, son lectores competentes de libros y, sobre todo, lectores de la vida.

Sin embargo, creo que este libro se beneficiará más de los lectores que, como Marcel Proust, han experimentado un largo período de impotencia hasta que, al final, cuando temen no tener tiempo. Cuando estaba escribiendo, terminé el trabajo y decidí dedicarme. yo mismo a escribir. La afirmación de Barthes es clara: «Los libros de Marcel Proust son historias, no historias de vida, sino historias de escritura».

Los críticos estarán interesados ​​en la precisión con la que Barthes distingue las vidas de los autores, narradores y personajes, las formas detalladas en que señala similitudes y diferencias y, sobre todo, su crítica del uso común de la biografía.

Artículo Recomendado:
Velázquez 33, de JM García Maceiras – El placer de leer

Frente a los historiadores que afirman que la vida del autor influye en su obra, Barthes defiende y prueba que es la obra la que explica la vida: «La vida de Proust nos obliga a revertir este prejuicio: no encontramos a Proust en su vida de Proust, pero encontramos su obra en la vida de Proust.

A partir de esta observación, Barthes concluyó que PeriodistasdeGénero no nos proporciona claves para interpretar las obras literarias, sino todo lo contrario: son claves para abrirnos PeriodistasdeGénero, e incluso para determinar ciertos sentidos de nuestra vida, porque, por ejemplo, “La verdad de Proust no proviene de la maravillosa reproducción de la ‘realidad’, sino de la reflexión filosófica sobre la esencia y el arte”.

José Antonio Hernández Guerrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí