Fuentes inagotables de dificultades sustanciales con síntomas de agotamiento.

A veces, cuando termino de leer esta novela de casi 500 páginas Tengo la impresión de leer a un escritor de otra época.. Las razones de esta percepción (ciertamente engañosa) son diversas.El primero y más llamativo es el único Antonio Lobo Antunes (Lisboa, 1942) es una poética difícil que gozó de gran fama hace décadas pero que ahora parece algo ajena a las coordenadas del gusto. (Esto no aumenta ni disminuye el valor de este libro). Las dificultades persisten, pero ya no se expiden certificados de calidad instantáneos.

Hasta que la piedra se vuelva más ligera que el agua.

Antonio Lobo Antunes

Traducido por Antonio Sass. Casa al azar. 432 páginas. 23,90¤ libro electrónico: 10,99¤
Puede adquirirlo aquí.

Algunos escritores vivos o en activo de tiempos difíciles han sabido girar en dirección al mercado. Un caso llamativo y emblemático es el Vargas Llosa Quien ya no escribe mecanismos complejoslleno de saltos en el tiempo y el espacio, Narrativa lineal llena de aventuras dignas de una serie, como si eso no fuera suficiente. Este no fue el caso de Lobo Antunes, quien se mantuvo sereno, fiel a su poética y comprometido con las dificultades.

leer mucho

Por supuesto, no todas las dificultades son iguales, y algunas poéticas son tan poco apetecibles como la sopa de piedras; Las novelas de Lobo Antunes son las más sustanciosas y nutritivas: con los recursos literarios posteriores a Faulkner, teje poderosos recursos lingüísticos Lejos de centrarse en las zonas rurales y aquellos acontecimientos ahistóricos como sus maestros, quedaron atrapados en la vida urbana, en el trauma histórico de Angola y la dictadura de Salazar.

Sus sujetos son siempre duros y a menudo comprometedores.A menudo subvierten la jerarquía entre el discurso y los hechos.. El lenguaje no siempre es un medio, sino que a veces actúa como director de escena, entrando y saliendo de personajes y condensando ideas que regresan, reaparecen y cambian los acontecimientos, progresando no tanto a través de la trama como a través de la asociación lingüística, estas asociaciones acumulan un poder semántico que explota posteriormente; (a veces cientos de páginas después). Que aventura leer a Lobo Antunes cuando está en su estado de gracia.

Otra razón por la que quería mirar hacia el pasado mientras leía Hasta que las piedras fueran más ligeras que el agua es La carrera del escritor fue amplia, trascendiendo a sus maestros Faulkner e incluso Henry James y acercándolo a grandes nombres como Balzac.. Si aún no tienes más de 40 novelas (la mayoría de las cuales tienen un gran número de páginas), te estás acercando.

electricidad desperdiciada

Sus títulos más importantes (El Esplendor de Portugal, El Consejo del Cocodrilo, El Manual del Inquisidor) Los personajes más famosos y los que le dieron prestigio tienen ya décadas de antigüedad, y entre ellos y nosotros se interpone un gran número de novelas., desalentador debido al volumen, la escalabilidad y la complejidad. ¿Quién lleva la cuenta del valor de estas novelas? ¿Cuáles son los picos, los valles y los pequeños proyectos? Se tiene la sensación de que los críticos, ante un nuevo libro de los portugueses, suspenden un poco el juicio y se limitan a confirmar los méritos ya establecidos.. Respeto frío, sin entusiasmo. Una admiración que ignora el esfuerzo por comprender.

No estoy seguro de que mi comentario me saque del camino de esta pregunta. Hasta que las piedras se vuelvan más livianas que el agua (Lobo Antunes estará en la final de cualquier competencia por el título del año) Tejiendo un tapiz de horror, violencia y sadismo nacido del poder, el racismo y el machismo.La novela transforma un diálogo conmovedor con una sintaxis expresiva, y en su centro está el pozo de vergüenza de la guerra de Angola, pero a lo largo de su impacto como si fuera un examen interminable del síndrome de estrés postraumático.

La novela refleja todos los rasgos identificables de la poética del autor., pero en comparación con sus mayores logros, algo se ha perdido. Falta de enfoque, orden y propósito. La prosa está dispersa entre cornisas y zanjas de calidad, pero funcionan por acumulación, de forma un tanto mecanicista. Mientras se lee, hay una sensación de gran poder y de poder desperdiciado..

Mucha muerte, mucha sangre.

«Había terminado mis estudios. Todo PeriodistasdeGénero iba a la guerra. Al principio quería huir de Portugal como mucha gente, pero estaba convencido de que la dictadura era permanente y no podía volver. Para no ir a la guerra tuve que huir y ir a un café de la revolución parisina en el pabellón”, dijo Lobo Antunes sobre el conflicto en su país que aún lo traumatiza. «Pasé casi cuatro años en el ejército, de los cuales más de 27 meses los pasé en la guerra. Siempre estuve en lugares malos, con mucha gente herida, mucha gente muriendo, mucha sangre derramada. De hecho , en la novela lo hice de manera que no quisiera hablar de Angola, sino de la relación padre-hijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí