“El poder no ha cambiado desde que Orwell escribió la distopía”

La reina rusa de la ciencia ficción Anna Starobinets, ahora exiliada en Georgia, ha publicado Impedimenta, una colección de historias distópicas inquietantemente cercanas a la realidad.

Anna Starobínets (Moscú, 1978) fue exiliada a Georgia nada más comenzar la guerra, y se dio cuenta con tristeza de que su próximo libro no aparecería en Rusia. «en el trabajo De fondo hay referencias a la homosexualidad y la guerra, dos temas prohibidos.si mi editor

Anna Starobínets (Moscú, 1978) fue exiliada a Georgia nada más comenzar la guerra, y se dio cuenta con tristeza de que su próximo libro no aparecería en Rusia. «en el trabajo De fondo hay referencias a la homosexualidad y la guerra, dos temas prohibidos.Si mis editores publicaran, serían encarcelados.«. La precoz reina de la literatura distópica de su país, una célebre autora de libros para niños e incluso guionista de Disney, sus impactantes y crudas memorias fueron un gran éxito. debes veren el que relata los obstáculos kafkianos en el sistema de salud de Rusia que le permitieron abortar a su feto con una enfermedad terminal.se habían reído de ella años atrás.

glándula ícaro

Anna Starrobinz

Traducido por Fernando Otero. Obstáculos 256 páginas. 22,76¤ libro electrónico: 13,99¤
Puede adquirirlo aquí.

Ahora, Impedimenta ha publicado La mude de Ícaro, una colección de relatos ambientados en un mundo no tan distinto al nuestro, Representan implacablemente la deshumanización de la sociedad, generando incertidumbre y preocupación. y reflexiones personales sobre el amor, la muerte y el poder.

Escribió estas historias hace diez años. ¿Está empeorando la deshumanización de la tecnología que explora? ¿Nos estamos volviendo menos humanos? No puedo decirlo, pero es posible. Cuando escribí estas historias y la novela Staying Alive (2011), estaba profundamente preocupado de que los científicos e ingenieros estuvieran impulsando la desintegración de la condición humana. como, De repente, todo lo que nos hace humanos se desmoronaemociones y cómo nos comportamos hacia nuestro entorno y otras personas, Por culpa de la tecnología.Creo que no hay vuelta atrás en este camino.. Recientemente, en una cena familiar, noté que todos los miembros estaban jugando en sus teléfonos. Esta deshumanización, esta falta de contacto físico, nos lleva a entomologizarnos y comportarnos como insectos.y Si olvidamos la condición humana y nos volvemos como insectos, fácilmente podríamos caer en un sistema más totalitario.Otro aspecto destacado de esta entomología es la pérdida de memoria. ¿Por qué es tan peligroso? De hecho, PeriodistasdeGénero sufre déficits de atención y memoria. Me parece dramático que los recuerdos y la información de hoy en día ya no sean propiedad de individuos, sino que estén almacenados en nubes muy frágiles. Eso podría desaparecer. En lugar de cultivar la memoria, tratar de obtener información con solo presionar un botón cuando es necesario favorece el totalitarismo decidido porque la memoria colectiva puede manipularse fácilmente, como vimos en Rusia.es por eso Existe una paradoja en el hecho de que la tecnología nos hace menos libres y menos humanos, pero aún así está moldeado por conceptos de control, territorio y violencia del pasado.. Nada ha cambiado en términos de poder y control territorial desde que Orwell escribió su distopía. Son dinámicas que poco cambian de una década a otra.

Me preocupa que la ciencia esté diluyendo todas esas cosas que nos hacen humanos. Estamos «desparasitando»

Estas historias recuerdan el folclore ruso y el rígido mundo soviético. ¿Son comparables en Occidente?en efecto La deshumanización es un tema literario típico rusoa: Desde Dostoievski y Tolstoi hasta Varlam Shalamov y Alexander Solzhenitsyn, nuestras letras exploran la persistencia de la vida humana impulsada por sistemas de poder de diversas tendencias.También sería un honor que me compararan con Gogol, que tan bien adaptó el folclore en cuentos como «Hervey», pero creo, sin compararme conmigo mismo, que los temas y Reflexión En mis historias también están en Bradbury u Orwell porque hablamos del miedo y la realidad humana.. Por supuesto, creo que, aparte de estos gigantes, muchos autores posteriores no han entendido lo importante. Se habla de viajes espaciales, conquista de otros planetas, totalitarismo futuro…pero en realidad, El ascenso del totalitarismo no es algo del futuro, sino del pasado.Este concepto de territorio y enemigos que muchos países fomentan es tribal, medieval. Incluso las guerras que yo creía imposibles en mi país se libraban según parámetros completamente antiguos. En este sentido, ¿cuál es el papel de las distopías, de los escritores que crean mundos alternativos? Me gusta compararnos con el canario de la mina, que los mineros utilizan para orientarse y escapar de derrumbes y fugas de gas. Los escritores tienen la tarea de sentir que algo anda mal, que hay malestar social, y deben gritar y tuitear para advertir al resto de la sociedad.. La literatura se basa en llegar a una pequeña porción de la población. Siempre hay poca gente, pero su presencia es importante porque cuando nuestra realidad se acerca a lo que describe la distopía, esas personas también pueden hacer sonar la alarma cuando nos damos cuenta de que el Gran Hermano está empezando a controlarnos demasiado. Incluso después de que el escritor muere, el libro sigue vivo y el lector, como Fahrenheit 451 de Bradbury, es una especie de depósito. Todas las historias que los rodeaban quedaron reducidas a cenizas, pero las guardaron en sus recuerdos.llegar.

Los escritores distópicos son como canarios en la mina. Tenemos que alertar a la sociedad de que algo anda mal.

Su literatura infantil es muy famosa en Rusia. ¿Cómo encaja su visión literaria en PeriodistasdeGénero infantil? Es cierto que los libros de mis hijos no son tan oscuros. Mi serie más popular se puede traducir como Las Crónicas de la Bestia, que es más noir que ciencia ficción. Cuenta la historia de un crimen que ocurre en el bosque y los personajes son animales.Sin embargo, creo Los niños están bien preparados para el terror, quizás más que los adultos.Viven en la frontera de dos mundos., real, o como lo percibimos, así como lo mágico; trascienden fácilmente los límites de la razón de manera más fluida y abrazan hipótesis distópicas y ficticias. Su libro «Debes ver» provocó un gran escándalo en Rusia y parecía casi una distopía. ¿Cómo viviste esa acalorada discusión? Fue una acumulación indescriptible de emoción. Este libro tuvo reacciones muy dolorosas para mí porque provocó un verdadero escándalo. Si esta hubiera sido una discusión tranquila basada en el respeto, no me habría herido así. Decidí escribir este artículo para arrojar luz sobre la dura realidad del aborto en nuestro país y su trato inhumano.Creo que esto es una responsabilidad social, una lucha quijotesca., armado sólo con palabras, para cambiar la sociedad. Pero descubrí una de las claves del carácter ruso, la dicotomía entre fuertes y débiles, que tenía dos fuentes: el espartanismo soviético, que adoraba la fuerza, y la mentalidad agraria y rural rusa, en la que predominaba la idea del sacrificio y la resistencia. Me acusan de odiar a mi país, de monetizar mi dolor y difundirlo. Aunque fue muy duro, no me arrepiento.logré mi objetivo. Desencadenó un enorme debate público que eliminó algunos de los tabúes sobre nuestra identidad y condujo a reformas en las áreas obstétricas de los hospitales de Moscú y en los médicos que recibían cursos de ética, que no existían en ese momento.

Pueden prohibir mi trabajo en cualquier momento y es sólo cuestión de tiempo que mi nombre aparezca en la lista de enemigos del estado.

¿Esta situación le preparó para la situación actual, tener que vivir exiliado del país y ver su nombre atacado en Rusia? Georgia es un país acogedor, un país maravilloso y hermoso, pero no creo que alguna vez llegue a integrarme por completo. Nada puede prepararte para la complejidad de Exile, que además es completamente inesperada.Aunque no me arrepiento porque creo que fue lo correcto y lo único que pude hacer, no soy nada optimista porque La vida era muy difícil y sentía como si hubiera perdido mi hogar. No sólo físicamente, porque en Rusia todo ha cambiado o ha dejado de existir.. No hay señales de un cambio de régimen en el corto plazo; al contrario, veo señales de que el país volverá a aislarse. Desde fuera taparán todas las grietas, y desde dentro también se encerrarán felices, Todo se cocinará en una sopa de rencor, y dentro de unos años todo explotará y alguien volverá a ser bombardeado. De nuevo, una vez que reúnan fuerzas. ¿Considerarías convertir tu experiencia del exilio en literatura? Cuando escribí «Debes ver», tenía claro que sería mi única incursión en la no ficción en mi vida, porque no me interesaba cultivar la prosa confesional, Me siento más cómodo en las novelas, donde puedo construir nuevos mundos sin tener que concentrarme en PeriodistasdeGénero con el que interactúo todos los días., soy un Creador. Además, como escritor, ahora me siento como si estuviera en el centro de un terremoto.No podía decir con certeza qué fue el terremoto porque estaba sentado adentro. No puedes escribir sobre distopía cuando estás inmerso en ella No puedes ver el futuro. Pero nunca se sabe. Entonces, ¿descarta la posibilidad de regresar a Rusia en el futuro? ciertamente. Recientemente me dieron un enlace a un programa de televisión donde varios comentaristas analizaban mi trabajo y señalaban los peligros de mis libros. es verdad. Pueden prohibir mi trabajo.La posibilidad cada vez está más cerca, es sólo cuestión de tiempo que mi nombre aparezca en la lista de enemigos del estado.. Este peligro no afecta mi vida ni mi salud física ahora, pero podría acabar con mi carrera literaria en Rusia, y siento una tristeza y un miedo tremendos por lo que está pasando. Una amiga mía fue arrestada porque su obra no era muy patriótica… Mis padres siempre habían vivido allí, tenían más de ochenta años y no podían venir a Georgia a vivir conmigo. Pensé que nunca los volvería a ver con vida.. Quizás en el futuro mis hijos puedan regresar a Rusia, pero no lo sé.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí