Dos frentes legales quedan abiertos tras la salida del director jurídico de García Carrión

García Carrión ha sustituido a su director jurídico en medio de dos grandes casos que han llevado al grupo bodeguero a los tribunales.

García Carrión ha sustituido a su director jurídico en medio de dos grandes casos que han llevado al grupo bodeguero a los tribunales.

La empresa, propiedad de José García-Carrión, ha sufrido pérdidas en los últimos días con la salida de David López Medina. David López Medina, que anteriormente había dirigido la unidad, tuvo que luchar en los últimos años contra el exdirector financiero de la empresa, entre otros. El grupo y cuatro entidades financieras, entre ellas Goldman Sachs y Deutsche Bank, realizaban negocios de derivados financieros y compraban y vendían divisas sin la autorización de la empresa.

Este diario entiende que esta decisión fue tomada por el propio López Medina, quien dejará la empresa para iniciar un nuevo proyecto en otra área de negocio. En los últimos días, el Boletín Oficial del Registro Mercantil publicó la noticia de su exclusión de la lista como representante de las distintas sociedades que componían el grupo, incluida su consejera Priesca SL.

Su cargo como Responsable de Estrategia Jurídica del Grupo lo desempeña el Secretario General de la Compañía, Alberto Pérez-Fontán, por un período de un año. Anteriormente se desempeñó como Director de la Oficina Jurídica de Boyacá.

García Carrión enfrenta dos casos legales importantes. La empresa está siendo investigada por la Audiencia Nacional por fraude en la venta de vinos con las etiquetas Crianza, Reserva y Gran Reserva sin cumplir los requisitos de la normativa de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de Valdepeñas, según la denuncia. José García-Carrión, junto con Félix Solís, presidente de la bodega del mismo nombre, fue citado a declarar ante la audiencia nacional e imputado por el mismo hecho. El juicio previsto para principios de diciembre no se celebró.

Más información

La investigación se inició en 2021, dos años después de que varias organizaciones agrarias denunciaran el incidente ante la fiscalía. La acusación se formuló el pasado otoño tras analizar una investigación llevada a cabo por la policía judicial. Según el juez en su auto, existía un desfase de 4,6 millones de litros entre el volumen de vino declarado al consejo regulador y el volumen de vino realmente vendido.

Respecto a García Carrión, el atestado policial destaca que «no se infiere» que se haya cometido una conducta ilícita por parte de la bodega, ya que la cantidad donada superó la vendida a 13 empresas. Sin embargo, el organismo advirtió que en este caso existe «falta de coherencia entre los datos facilitados por los distintos organismos implicados en la producción, control y certificación de los vinos DOP Valdepeñas».

La propietaria de Don Simón también está a la espera de ver cómo se desarrolla en los tribunales su divorcio de Rami Aboukhair, su ex director general del Santander.

El Juzgado de Primera Instancia nº 74 de Madrid celebró el pasado mes de octubre una vista para resolver la cuestión de la responsabilidad por incumplimiento de contrato, pero la audiencia duró sólo dos meses. García Carrión demandó al ex directivo por 360.000 euros por no haber avisado con tres meses de antelación como estipulaba el contrato.

Abu Khair contraatacó pidiendo una indemnización de entre 8 y 14 millones de euros por daños a su reputación, alegando que no se le permitió desempeñar adecuadamente las funciones de su cargo. El caso aún está por decidir.

Un gigante con unas ventas superiores a los mil millones

crecer. Hoy, el Grupo García Carrión es un gigante de la alimentación con una facturación de más de 1.000 millones de euros. En concreto, esa cifra fue de 1.037 millones de dólares, según el año fiscal 2022 de la compañía, los últimos datos disponibles. Al final del año, la empresa logró un beneficio neto de 49,4 millones de RMB, un récord. A pesar de la adquisición mayor, la empresa mantiene estructuras de propiedad y gobierno familiares. El 99% de la propiedad pertenece a la empresa Priesca, con la participación de su presidente José García-Carrión; su esposa Rafaela Corujo; y su hijo Luciano García-Carrión. Los dos primeros son iguales, ambos son 40,49%, y los dos últimos son iguales, ambos son 19,02%. Estas personas forman los consejos de la propia Priesca y de J García Carrión, la empresa que aglutina los negocios de alimentación del grupo. David López Medina, ya ex director jurídico, se desempeñó como secretario no asesor del órgano de gobierno hasta mediados de este año.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin o en nuestra newsletter Agenda Cinco Días

agenda de cinco días

Las citas económicas más importantes del momento, junto con las claves y el contexto para entender su alcance

recíbelo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí