Director del AICM Carlos Velázquez: “Este es un aeropuerto sobresaturado, ha llegado al límite de la inseguridad”

Las rosas de los vientos guían el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). La principal puerta de aviación del país ha sido entregada oficialmente a la Secretaría de Marina. El acuerdo, anunciado el pasado martes en el Diario Oficial de la Federación, sin embargo, se da a poco más de un año de que militares tomaran el control del aeropuerto cuando marinos reemplazaron a agentes de la Guardia Nacional en funciones de seguridad y designaron al vicealmirante en retiro Carlos Bay Lazquez Tiscanio (Ciudad de México, 1950). ) como Dirección General. A pesar de pasar la mayor parte de su vida en el mar, el mayor desafío que enfrentan los directores del AICM está en tierra: administrar un aeropuerto de 769 hectáreas que ha estado al límite de su capacidad durante casi una década, y todos los días tienen que resolver un problema de varios lados: desde las deudas multimillonarias de las aerolíneas y los arrendatarios con el crimen y el narcotráfico.

preguntar. Cuando asumió como Director del AICM hace poco más de un año, ¿cuáles eran los principales problemas que enfrentaba el aeropuerto?

respuesta. Hay muchos problemas de seguridad, pérdida de equipaje, artículos robados, muchos vuelos retrasados, vuelos cancelados e inmigración ilegal, lavado de dinero, tráfico de personas, drogas y problemas de deuda, lo que sea. Estamos nosotros en el mundo, hay muchas aerolíneas que están ocupadas ilegalmente desde hace muchos años, deben mucho dinero, pero siguen operando, como Aeromar, debía 540 millones de pesos, pero no pagó, le dimos un ultimátum. y lo detuve. Salvo en el caso de vuelos ilegales, no se reservan franjas horarias (autorizaciones de despegue y aterrizaje).

P: Esta última es una de tus primeras acciones. ¿Se ha normalizado la brecha entre los horarios de vuelos comerciales y oficiales?

R. Ahora controlamos todas las salidas, todavía falta controlar las llegadas, pero es más complicado porque puede ser que el vuelo se retrase desde el origen. Necesitamos más coordinación con los aeropuertos de origen, pero ya estamos trabajando en ello. El área administrativa está llena de corrupción, un mundo de inquilinos sin contratos, fuertes deudas, distribución caótica de viviendas, algunas son razonables debido a la epidemia y otras no son razonables.

P: ¿Cuánto dinero ha perdido el aeropuerto por este caos administrativo?

R. Cuando llegamos había como 7500 millones de pesos de deuda, pero no pudimos cobrar parte de esa deuda, como la deuda de Interjet, la deuda de Mexicana, la deuda de Aeromar, que sabíamos que sería irrecuperable. Recaudados, pero así es como se meten en nuestras finanzas. En cuanto a las deudas de los locales, de julio a diciembre del año pasado implementamos un programa solidario para todos los taxistas, todos los que están endeudados aquí. Muchos entraron y pagaron, otros no pagaron y tuvimos que cerrar, ya algunos los demandamos en el sistema legal. Con todas estas medidas se ha recuperado la mayor parte de la deuda. Creo que hemos recuperado el 85% o el 90% de la deuda de nuestra tienda.

P: En materia de seguridad, ¿cuáles son las principales acciones que ha realizado?

R: Tenemos que estar pendientes de todas las personas de la empresa y dejar que nos vean por encima de ellos. No hemos recibido ningún informe de robo de equipaje desde febrero, pero hemos realizado varios intentos fallidos de robar artículos que observamos con nuestras cámaras. Tenemos 1700 cámaras instaladas en todo el aeropuerto, y hay más en camino.

P: ¿Cuántos agentes están actualmente monitoreando el aeropuerto?

R. 1.500 marineros, 600 policías auxiliares y otro personal empleado por nosotros realizan controles en los puestos de control de pasajeros.

P: ¿Qué están haciendo para detener el tráfico de drogas en los aeropuertos?

R. Casi todos los días incautamos droga, cocaína, metanfetamina. Estamos pegando fuerte en Madrid, Japón y Australia. Hicimos varios decomisos de cargamentos muy importantes, vamos a intensificar los controles porque está saliendo droga, nos alertaron internacionalmente, y ahora el cargamento va para AIFA (Aeropuerto Internacional Felipe de Ángeles), ok, estamos tomando un romper porque muchas drogas salen del mundo en carga desde allí.

Tráfico de pasajeros en la Terminal 1.rodrigo oropesa

P: La congestión del AICM sigue siendo un tema abierto. ¿De qué sirve el decreto de saturación promulgado desde 2004?

Respuesta: En absoluto. El año pasado redujimos el número de slots (horas de aterrizaje y despegue) de 61 a 52 con el único objetivo de reducir la saturación. Pero, ¿qué hacen las aerolíneas? Trajeron aviones más grandes, entonces, no funcionó, ni siquiera se corrigió, empeoró, y este año, probablemente lleguemos a 52 millones de personas. Hubo 46 millones de pasajeros el año pasado, y la terminal ya no puede acomodar a tanta gente, por lo que se están tomando medidas al respecto.

P: Una de las medidas es dar por terminado el contrato de la Terminal 1 con Aeroméxico para trasladarla a la Terminal 2

R. Tienen su propia terminal, la Terminal 2, lo que ayudará porque vamos a cerrar indefinidamente esos puestos que Aeroméxico ha ocupado desde el 1 de septiembre.

P: ¿La empresa se quejó de la decisión?

R. No, de ninguna manera, porque no hay penalización en el contrato, simplemente, el aeropuerto se reserva el derecho de rescindir el contrato por cualquier motivo, solo necesito dar un aviso de 30 días. Este aeropuerto no tiene donde crecer, así que lo que se ha hecho, puro laberinto, cada vez se hace más largo. Ambos terminales están saturados. Ya no tenemos espacio, si entran nuevas empresas ahora les decimos que no, si quieren operar aquí tienen que estar después de las 10:00pm y antes de las 5:00am. Ya alcanzó estos niveles de saturación, ya no es seguro, está llegando al límite de lo inseguro. Es por eso que estamos tomando medidas que, aunque no puedo predecirlas, están diseñadas para abordar esto.

P: ¿Cuánto esperan reducir la presión de saturación en el AICM a través de esta serie de medidas?

R: Nuestro objetivo es reducir unos 10 millones de pasajeros al año. Espero y pueda.

P: ¿Cuáles son los riesgos si no puede desaturar en esta cantidad?

R: Ya hay un riesgo, si el riesgo sigue creciendo, quiero decir que no hay suficiente capacidad de respuesta para movilizar a tanta gente. Cada vez que tenemos que contratar a más personas para que los lugares sean más seguros y limpios, ya no podemos hacerlo porque no tenemos los recursos. Para mí, es un aeropuerto superpoblado y las aerolíneas no están cooperando.

P: Si México regresa a la seguridad de la aviación de Categoría 1 en los próximos meses, con la oportunidad de abrir más rutas a los EE. UU., ¿esto generará nuevos desafíos para el AICM?

R. No puedo dar más franjas horarias porque ya estamos saturados y puedo darlas en franjas horarias no saturadas. Las aerolíneas pueden solicitar cambios de ruta a la Autoridad Federal de Aviación Civil (AFAC).

P: ¿Qué otros pasos planeas tomar?

R. La única medida que puedo prever es que también se entregue el aeropuerto de Toluca a la Secretaría de Marina, pero como aeropuerto de aviación privada, no como aeropuerto de aviación comercial. Entonces Viva Aerobus y Volaris que tienen vuelos allá ya no podrán operar allá y no pueden venir aquí porque ya no hay espacio, entonces tienen que buscar dónde poner sus vuelos.

P: Su única opción es desviar estos vuelos a Felipe Ángeles…

R. Espero que el Estado de México, AIFA consiga más, estamos contentos.

P: ¿Cuándo sucederá el cambio de carrera en el Aeropuerto de Toluca?

R: En unos tres meses primero se debe hacer el trámite para que la Secretaría de Marina se haga cargo de Toluca y se propondrá el pliego.

Un trabajador en el aeropuerto de la Ciudad de México.rodrigo oropesa

P: A su vez, la Semar también tendrá su propio grupo aeroportuario Casiopea, de hecho el AICM también estará en esta entidad, ¿cómo va esta reestructuración bajo el mando de la Armada?

R. Este será un grupo aeroportuario con ocho aeropuertos. Con el tiempo, ya no se conocerá como Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, sino como Casiopea. Los aeropuertos complementarios incluyen Ciudad de México, Toluca, Colima, Ciudad del Carmen, Matamoros, Loreto, Guaymas y Obregón.

P: ¿Cuáles son sus principales prioridades en AICM para el resto del año?

A. Consolide y permanezca sincronizado. No nos equivocamos, les dimos a todos golpes y medidas sorpresa inesperados, pero no actuamos con arrogancia.

P Pero la saturación de pasajeros aún no ha terminado, lo cual es una violación de la comodidad y seguridad de la terminal, ¿esa es su mayor pregunta sin respuesta?

R. Se tomaron medidas, cancelamos los vuelos ilegales de estas empresas, les pegó fuerte, las pusimos en el cronograma, e incluimos a la Profeco.

P: ¿Cuál ha sido el mayor desafío al que se ha enfrentado en los más de un año que ha gestionado?

R. Los tres primeros meses por la situación muy difícil de todas las autoridades en cuanto a toda la administración, seguridad, servicios. Pero el presidente López Obrador me ha dado mucho apoyo, entonces ponerme toda la responsabilidad hará que las cosas mejoren, y yo estoy involucrado en todo.

Suscríbete aquí al boletín de PeriodistasdeGénero México y obtén toda la información clave de la actualidad del país

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí