colorear en sherwood

La serie Filmin y el libro de Lewis Miller son dos prismas para ver el impacto de la polarizaci贸n pol铆tica y su impacto en las campa帽as electorales

Serendipity nos permite ver el movimiento a trav茅s del prisma de un libro y una serie en particular. Sherwood, disponible en Filmin, es una producci贸n de la BBC que actualiza las cicatrices sociales de los cierres de minas de carb贸n en la d茅cada de 1980 en el norte de Inglaterra. en polarizado, luis molinero Se presenta un an谩lisis te贸rico de las causas y consecuencias de la divisi贸n pol铆tica de Espa帽a y sus posibles soluciones.

La trama de la serie se desarrolla a trav茅s de las actividades de un asesino inesperado que aterroriza a la comunidad con su arco y flechas. El antih茅roe, tambi茅n encapuchado, se esconde en el bosque que sirve como guarida de Robin Hood. Tan dram谩tica como la persecuci贸n del Carnicero es la recreaci贸n de la ruptura emocional entre los huelguistas que lucharon contra el Carnicero. Margaret Thatcher Y los que van a trabajar y todav铆a son insultados como scobs (scabs) cuarenta a帽os despu茅s.

Estas, dir铆a Miller, son dos superidentidades, identidades pol铆ticas que determinan lo que otras personas creen y hacen. En su libro, el soci贸logo explica c贸mo cualquier proceso de polarizaci贸n es dise帽ado por 茅lites de uno o m谩s partidos que explotan agravios sociales espec铆ficos en su beneficio.

脡l lo divide en tres fases: la fase de pensamiento, la fase emocional y la fase cotidiana. La ruptura irreconciliable entre familiares de mineros (o partidarios y opositores del programa) es fiel expresi贸n de esto 煤ltimo. Ficci贸n aparte, solo el 4% de los matrimonios en EE. UU. son entre votantes de los dos campos hegem贸nicos.

Para que un partido polarice con 茅xito a los votantes, debe colocar la ideolog铆a por delante del espacio de consenso, con el objetivo de dividirlos en dos bloques cuyos miembros no se hablan entre s铆 y que detestan moralmente a los l铆deres opuestos.

La participaci贸n de Espa帽a en esta carrera polarizadora es indiscutible. En los a帽os 80, explic贸 Miller, la sociedad premiaba a quienes brindaban estabilidad. Hoy, el estatus es recompensado. Tras la crisis financiera, Podemos atrap贸 al PSOE con t谩cticas populistas, mientras que Vox intent贸 hacer lo mismo con el PP.

La novedad (que es una revelaci贸n en s铆 misma) reside en los mensajes de los dos grandes partidos. Pedro S谩nchez Necesita mantener una divisi贸n uniforme entre las facciones. Por tanto, particip贸 en la elecci贸n como l铆der de un bloque, superando al PSOE. Para tener 茅xito, necesita presentar al PP como cabeza de otro bloque y bloquear los canales de comunicaci贸n entre los votantes. La f贸rmula elegida fue sobreideologizar la campa帽a y pintar a su oponente como un 芦antisistema禄 de piel blanda.

Alberto N煤帽ez Fejoo Ir en sentido contrario. Abog贸 por su propia autonom铆a, ignor贸 a Vox, argument贸 que el momento populista hab铆a terminado y elogi贸 los valores estables del per铆odo de transici贸n antes de la llegada de un presidente socialista. Casi ninguna ideolog铆a, solo 芦abolir el sanchezismo禄 para volver al espacio de consenso.

Seg煤n Miller, a煤n queda un largo camino por recorrer para superar el proceso de polarizaci贸n. posible. Sin embargo, algunos actores ya han comenzado a doblar la curva. Los empleadores y los sindicatos son buenos ejemplos. Un buen ejemplo, por cierto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆