Anticorrupción exige 15 años a Luceño, 9 años a Luis Medina en 'caso máscara'

Les acusó de fraude grave y exigió al Ayuntamiento de Madrid 7,9 millones de euros de daños y perjuicios

Anti corrupcion Presentan acusación en el caso de las máscaras: 15 años de prisión alberto luceno Luis Medina nueve.

este enjuiciar Fue acusado de dos cargos de fraude agravado continuo (siete años cada uno) y falsificación continua de documentos comerciales (dos años). Para Luceño, están los que mintieron sistemáticamente (dos años) y el fraude fiscal (cuatro años) en documentos oficiales. Estas infracciones fueron acompañadas de multas por un total de 450.000 en Medina y 5.450.000 en Luceño.

Además, el fiscal Luis Rodríguez Saúl pidió a la justicia de Madrid que les obligara a pagar ayuntamiento de la capital 7,9 millones de euros. La cifra refleja en su mayoría las primas que las empresas funerarias municipales están pagando por los materiales (guantes, mascarillas y pruebas) que les compran para combatir la pandemia.

Según la acusación, «fue la intención de los dos acusados ​​inflar su riqueza vendiendo productos a precios sustancialmente más altos que los ofrecidos por los proveedores a expensas de la necesidad extrema y la falta de materiales sanitarios antes mencionada, lo cual era un precio exorbitante». como consecuencia de la comisión, la han ido ocultando al comprador, convencidos de que actúan con fines altruistas y no obtienen ningún beneficio de la operación».

El resultado es que, con diferencia, el Ayuntamiento de Madrid es el que más paga por mascarillas de cualquier gran ciudad. Según el escrito de acusación, el Barcelona pagó 2,5 euros por cada mascarilla y el Zaragoza 1,6 euros. En cuanto a las pruebas de detección del virus, parte de la cantidad reclamada por los demandados es que no funcionaron correctamente.

Para cobrar las comisiones y defenderlas de las entidades bancarias, los acusados ​​producían documentos falsos, que en algunos casos contenían logotipos de organizaciones ajenas a la operación, como el FBI y la Interpol. Luceño también tenía una identificación en su domicilio, la cual le presentó como agente de la CNI.

Además, Luceño creó una sociedad que cobraba comisiones, evitando así el impuesto sobre la renta de las personas físicas y pagando los impuestos de sociedades más ventajosos. De esta forma, eximió 1,3 millones de impuestos.

Luceño usó el dinero para comprar una casa y varios autos deportivos de lujo. Luceño, un velero. Todos estos bienes fueron incautados por el tribunal que investiga el caso y los fiscales pidieron el consentimiento para su decomiso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí