Dote arg谩rica hallada en la tumba 38 del yacimiento de La Almoloya.

Este es uno de los grandes misterios de la arqueolog铆a. Una cultura, la cultura El Argar, surge en el 2200 a.C. y desaparece en el 1550 a.C. 驴raz贸n? Los expertos se debaten entre el agotamiento de los recursos naturales que la sustentan -que provoca la huida de la poblaci贸n o la muerte de hambre de m谩s de la mitad de los reci茅n nacidos- o una gigantesca revoluci贸n popular que arrasa con todas las ciudades a causa de los insoportables grilletes. La clase dominante, poseedores de armas, recursos y vidas.

Sin embargo, la cultura ag谩rica, definida por la Universitat Aut貌noma de Barcelona como 芦la primera sociedad dividida en clases de la Pen铆nsula Ib茅rica禄, cre贸 el primer parlamento registrado en el mundo, enterrando a sus nobles en hermosos ajuares de oro y plata, literalmente Desapareci贸 hasta que un arque贸logo llamado Rogelio de Inchaurrandieta (1836-1915) lo encontr贸 en Murcia en 1869 y empez贸 a pensar en 茅l.

M谩s informaci贸n

Inchaurrandieta present贸 sus grandes hallazgos en el Congreso Arqueol贸gico Internacional de Copenhague (1866-1912). Habl贸 de una desconocida civilizaci贸n de la Edad del Bronce que descubri贸 en una empinada ladera de la ciudad de Totana (Murcia) con una dote incre铆ble, entre la que se inclu铆an grandes ciudades fortificadas de contacto. Nadie lo crey贸.

Dote arg谩rica hallada en la tumba 38 del yacimiento de La Almoloya.Dote arg谩rica hallada en la tumba 38 del yacimiento de La Almoloya.Universidad Aut贸noma de Barcelona

Pero en 1877, los hermanos belgas Luis y Enrique Siret llegaron a Murcia en busca de explotaciones mineras y finalmente confirmaron la existencia de esta desconocida sociedad, que contaba con grandes n煤cleos urbanos repartidos en 35.000 kil贸metros cuadrados en el sureste peninsular y existi贸 durante 4.000 a帽os. Antes, desaparec铆a y nadie sab铆a por qu茅. Esta cultura se llama El Argar (Antas, Almer铆a) porque este yacimiento fue el primero en ser excavado met贸dicamente, dominaba la agricultura, los metales y creaba una maravillosa orfebrer铆a. Incluso se conservaron los restos de una de las princesas.

El estudio El Argar: The Formation of Class Society de los arque贸logos Vicente Lull, Rafael Mic贸, Roberto Risch y Cristina Rihuete Herrada de la Universitat Aut貌noma de Barcelona (UBA) afirma que El Argar 芦fue la primera Edad del Bronce en Europa. Desde entonces, su La constataci贸n de grandes asentamientos en cerros, la abundancia de enterramientos bien conservados en el subsuelo de pueblos y ciudades, y el n煤mero, variedad y singularidad de los artefactos han llamado la atenci贸n de muchos investigadores禄.

La mayor铆a de los n煤cleos de poblaci贸n arg谩ricos ocupan las estribaciones, separadas de las llanuras o vegas, pero con un amplio control visual sobre ellas. Las casas arg谩ricas tienen planta abovedada, trapezoidal o rectangular y se disponen sobre terrazas artificiales. En general, 芦los enclaves ocupan entre 1 y 3 hect谩reas, aunque algunas urbanizaciones posteriores, como Lorca y La Bastida, han hecho que superen esta extensi贸n (hasta 10 hect谩reas)禄.

Vista a茅rea de dep贸sitos de hongos en La Almoloya en 2015.Vista a茅rea de dep贸sitos de hongos en La Almoloya en 2015.Universidad Aut贸noma de Barcelona

Vicente Llull, catedr谩tico de prehistoria de la Universitat Aut貌noma de Barcelona y uno de los soci贸logos m谩s conocidos del mundo, admite que las setas son 芦populares禄. 芦Expertos de todo el mundo se interesaron por esta civilizaci贸n 煤nica, contempor谩nea de la Minos, pero completamente olvidada. Era una civilizaci贸n como ninguna otra禄, continu贸, 芦con un desarrollo tecnol贸gico de primer nivel. No queda nada, pero todo est谩 progresando. Es como buscar una civilizaci贸n perdida禄.

Los expertos coinciden en que el descubrimiento de El Algar supone un gran avance respecto a la anterior Edad de Copperstone en t茅rminos de desarrollo tecnol贸gico, relaciones econ贸micas, trama urbana y organizaci贸n territorial, y rituales funerarios. 鈥淟a orientaci贸n de la producci贸n hacia un excedente concentrado en un contexto de aparente explotaci贸n social propici贸 el surgimiento de uno de los primeros estados de Europa Occidental鈥, confirma la UAB.

A finales del siglo XIX, Siret excav贸 10 yacimientos arg谩ricos y abri贸 m谩s de 1000 enterramientos en Antas, seguido de la destrucci贸n de los restos. Sin embargo, dibujaron exactamente lo que encontraron. 芦La cultura de El Argar fue una sociedad de primera clase en la Pen铆nsula Ib茅rica. El poblamiento central acumul贸 un importante excedente de producci贸n y mano de obra. Los efectos de los citados controles se manifestaron en la normalizaci贸n de los productos cer谩micos y metal煤rgicos y la restricci贸n de circulaci贸n y uso, sobre todo de productos met谩licos鈥, afirma el experto de la Universitat Aut貌noma de Barcelona.

Coronas, vasijas, ornamentos y calaveras de plata halladas en un sepulcro de El Argar, pintadas por los hermanos Siret.Coronas, vasijas, ornamentos y calaveras de plata halladas en un sepulcro de El Argar, pintadas por los hermanos Siret.

Pero no todos los residentes de estas ciudades acumularon el mismo nivel de riqueza, como lo demuestra la excavaci贸n de ajuares funerarios por parte de la clase dominante. En 1984, Vicente Lull y Jordi Est茅vez distingu铆an tres clases sociales. La clase m谩s poderosa, el 10% de la poblaci贸n, 鈥渢endr谩 todos los privilegios y la dote m谩s rica, incluso armas como alabardas y espadas鈥; el 50% tendr谩 derechos pol铆ticos y sociales reconocidos, y el 40% ejercer谩 la servidumbre o la esclavitud. 鈥淯na de las caracter铆sticas de esta sociedad era que estaba encerrada en s铆 misma. Sus defensas no solo serv铆an como protecci贸n sino que tambi茅n creaban una sociedad aislada gobernada por una clase dominante opresora鈥, recuerda Lehr. Es esta opresi贸n aristocr谩tica la que puede desencadenar el fin de esta civilizaci贸n.

La cultura arg谩rica dur贸 unos 700 a帽os (2200 a. C. a 1550 a. C.), fue casi impermeable y se bas贸 en el parentesco y los sistemas de transmisi贸n gen茅tica. El r铆o Algar nace entre las cuencas de la Vila y del Guadalentino (Murcia) y discurre por la Meseta, las comunidades valencianas, Almer铆a y Granada.

en Ingl茅s

Los arg谩ricos sol铆an enterrar a sus muertos en sus propias casas. 芦Las pr谩cticas de entierro mostraron una sorprendente uniformidad en todo el territorio. Las comunidades enterraban a sus muertos bajo los pisos de las viviendas, a veces en tumbas dobles, rara vez en tumbas m煤ltiples. Los cuerpos se colocaban en posici贸n inclinada, generalmente acostados de lado o sentados, con la cabeza mirando al sur o al oeste鈥, recuerda el especialista de la UAB.

La ubicaci贸n de los dos cuerpos enterrados en La Almoloya y los objetos funerarios enterrados con ellos.La ubicaci贸n de los dos cuerpos enterrados en La Almoloya y los objetos funerarios enterrados con ellos.selderland beltran

El final de las manifestaciones arg谩ricas se sit煤a hacia el 1550 a. C., dando paso a la Edad del Bronce Final en el sureste peninsular. La raz贸n del colapso de las sociedades arg谩ricas parece ser una combinaci贸n de factores socioecon贸micos y ecol贸gicos. Posiblemente, la sobreexplotaci贸n del medio ambiente conduce a la degradaci贸n ecol贸gica, haciendo inviable la reproducci贸n econ贸mica y social. El apocalipsis de El Argar se caracteriza por el agotamiento de los recursos naturales, herramientas de trabajo y mano de obra, esta 煤ltima manifestada por una alta mortalidad infantil y un desarrollo m贸rbido. Quiz谩s esta situaci贸n condujo a una explosi贸n social sin precedentes que result贸 en la desaparici贸n total de esta civilizaci贸n, con muchos edificios desenterrados que mostraban signos de ser quemados por todos lados.

Tapones de l贸bulo de oro de la Tumba No. 38, La Almoloya.Tapones de l贸bulo de oro de la Tumba No. 38, La Almoloya. JA Soldevilla / Universidad Aut贸noma de Barcelona

Seg煤n los expertos, a la destrucci贸n sigui贸 un completo silencio, lo 煤nico roto por la perpetuaci贸n de unos peque帽os grupos arg谩ricos en Agarite y Granada, que sobrevivieron un siglo m谩s y pudieron ser habitados por las clases dominantes en fuga.

De los cientos de enterramientos arg谩ricos estudiados, los arque贸logos lo identifican como el de la princesa La Almoloya, una joven que muri贸 en la actual ciudad de Pliego (Murcia) en 1635 a. La enterraron en lo alto de un singular edificio con su dote, que inclu铆a una corona de plata y una treintena de valiosos objetos de oro, plata, 谩mbar, piedras semipreciosas, cobre y cer谩mica. Debajo, se encontr贸 el cuerpo de un hombre que muri贸 hace muchos a帽os.

A unos 100 km de Priego, Antas, centro econ贸mico y pol铆tico de esta cultura cerrada, se encontr贸 un edificio que inclu铆a una gran oficina de gobierno de unos 80 metros cuadrados con bancos para sentarse y presidir la reuni贸n. Un hogar y un podio. Est谩 preparado para albergar a unas 50 personas. Los investigadores plantean la hip贸tesis de que se trata de una especie de parlamento, quiz谩s el primero de su tipo en el mundo. 芦Nunca sabremos qu茅 se discuti贸 all铆禄, dijo Lull, 芦porque sorprendentemente, a pesar del desarrollo de Argarics, no ten铆an el gui贸n. Es un misterio del misterio禄.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆