400 inmigrantes y montañas de basura

Un departamento interno se encarga de limpiar la zona, donde viven, comen, duermen y se bañan 400 personas, aunque sólo una vez al día.Basura colocada al lado de la comida.

Zona de refugio del aeropuerto cubierta Ha alcanzado el estado de desastre.Caso Superpoblado e insalubre 450 personas solicitando protección internacional han desbordado tanto al Ministerio del Interior que el departamento que dirige Fernando Grande Malascar Desde hacía dos semanas pasaba de la improvisación en la improvisación.

Partió el martes pasado Cruz Roja – Gerente de Servicios de Asistencia y Limpieza – El caos se vio agravado por las malas condiciones de la zona.

Los migrantes atrapados viven en condiciones de hacinamiento Montañas de basura junto a la comida.; Ejemplo muy ilustrativo de falta de espacio y condiciones sanitarias para convivir.

La marcha de la ONG ha traído un nuevo problema a Gran Malaskaya: la limpieza de la zona.Según fuentes de la agencia, el Ministerio del Interior se ha hecho cargo del servicio, pero las mismas fuentes denunciaron que así lo hacía el Ministerio del Interior «insuficiente».

Empresas contratadas Limpiar solo una vez al día Con tres habitaciones y tres baños vivían, comían, dormían y se bañaban 450 personas, entre ellas muchos niños.

Los residuos que allí se generan se dejan hasta el día siguiente. «La mala salud es evidente», dijo un agente de Barajas.

La crisis en el refugio quedó al descubierto el 13 de enero. En ese momento había chinches, cucarachas en el refugio, la sala de espera estaba abarrotada y también se denegó la entrada en el aeropuerto de Madrid.

El clímax es cuando varios hombres escapan por una ventana rota que da a las vías del tren. El sindicato SUP incluso escribió al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo. La mayoría de las personas en la sala eran ciudadanos africanos, particularmente de Senegal, Somalia y Marruecos.

Fernando Grande Malascar Fernando Alvarado

Los solicitantes de asilo masivos convierten a Barajas en un Rutas de escala fraudulentasporque según advirtieron fuentes policiales, los inmigrantes se deshicieron de sus documentos durante el vuelo y pidieron protección una vez llegaron a España.

La misma fuente reveló que muchos de ellos se hacían pasar por ciudadanos de países en conflicto. Toman billetes de avión a países que no exigen visados ​​-como Bolivia, Brasil o El Salvador- pero aprovechan su escala en Madrid para solicitar asilo.

El aeropuerto es uno de los lugares donde se puede solicitar asilo explícitamente a través de procedimientos fronterizos, que no son los canales habituales.El proceso de registro de una solicitud de asilo en un puesto fronterizo y su tramitación o rechazo por parte de la Oficina de Asilo y Refugiados (OAR) depende del Ministerio del Interior y se lleva a cabo en 8 a 14 días.

La situación había sido delicada durante meses, pero estalló en enero. De hecho, el pasado mes de diciembre el Defensor del Pueblo pidió al Ministerio del Interior y al Comisario General de Inmigración y Fronteras que adoptaran medidas «urgentes» para «acabar precisamente con la superpoblación», lo que es incompatible con las directivas europeas en materia de asilo.

El intenso tráfico obligó al departamento interno a añadir una sala extra en la Terminal 2, además de las ya utilizadas en la T1 y la T4. Actualmente hay 180 personas en una de las salas, 100 en otra y 90 en la tercera. Ayer llegaron otros 80 solicitantes de asilo.

Ante la grave situación que se vive y anticipando que la situación puede empeorar, el gobierno hará cumplir visado de tránsito A partir del 19 de febrero del próximo año, se dirigirá a los ciudadanos titulares de pasaportes senegaleses, como ocurre con los pasaportes kenianos desde el 20 de enero, con el objetivo de evitar que los solicitantes de asilo se desplomen tras una escala en el aeropuerto.

Los sindicatos policiales advierten que los locales 87% de los solicitantes Los que esperan que se tramiten sus solicitudes son senegaleses. La organización policial exige también que los marroquíes que viajen en vuelos de Royal Air Maroc desde Casablanca obtengan también estos visados ​​de tránsito.

Secretario General de SUP, Mónica Gracialamentó que hoy nadie cuestione los derechos humanos de «las personas hacinadas en la sala» y, tras la condena, también criticó duramente la situación en la terminal.

«El abandono de Cruz Roja no hará más que aumentar la presión sobre los policías que trabajan en Barajas, provocando un aumento de su carga de trabajo y un deterioro de sus condiciones, que carecen gravemente de personal, de medidas sanitarias y de saneamiento para poder hacer frente a la situación. crisis en el aeropuerto de Madrid. Una situación catastrófica”, subrayó el secretario general Jupol. Aarón Rivero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí