AVE_bannertalent.png

¿Trabajas para vivir o vives para trabajar? Cualesquiera que sean sus motivaciones, su trabajo tiene una gran influencia en su felicidad. ¡Razón de más para ir al trabajo con una sonrisa!

1. Establecer prioridades

Con plazos ajustados y prioridades en constante cambio, es crucial definir qué es realmente importante y qué no. Si hace una lista de prioridades todas las semanas, o incluso todos los días, dividirá su trabajo en una serie de tareas más pequeñas y más realizables. Comienza tu día con las cosas más urgentes o las tareas menos divertidas. Esto hará que el resto del día sea mucho más agradable.

A continuación, y esto es más importante de lo que piensas, ¡no olvides ordenar tu escritorio! Un lugar de trabajo ordenado proporciona tranquilidad.

Lea también: ¿Por qué es tan difícil decirle ‘no’ a tu jefe?

2. Di “no” con más frecuencia

La gente tiende a olvidarlo a veces, pero la razón por la que su jefe y compañeros de trabajo esperan cada vez más de ellos suele estar en sus manos. Si todavía dices que sí, seguiremos llamando a tu puerta. Por lo tanto, es importante moderar las expectativas, especialmente si está bajo estrés. Di «no» con más frecuencia y, si no puedes, simplemente responde «Ahora no». De esta manera no estás rechazando a nadie sino indicando que no puedes hacer todo a la vez.

Estresado) ? Se requiere un paseo

3. Pregunta a tus compañeros

Hablar es la mejor medicina, también en tu lugar de trabajo. Comparte tus preocupaciones, miedos y estrés con tus compañeros. ¿Tal vez tienen algunos buenos consejos para ayudarte a relajarte? También prepárate para ayudar a los demás. Los estudios han demostrado que las personas altruistas son más felices en el trabajo.

4. Aprende a meditar

“La gente espera el viernes todas las semanas, el verano todo el año y una vida de felicidad diaria”, dijo una vez un hombre sabio. Las cosas se pueden ver de manera diferente a través de la atención plena. Las investigaciones muestran que las personas que meditan antes o después del trabajo se sienten más conectadas profesionalmente y simplemente son más estables. Vale la pena intentarlo, ¿no?

5. Sal a caminar

Tome descansos cortos regulares. Es un buen momento para reflexionar sobre tus batallas diarias. Charle frente a la máquina de café, camine alrededor de la cuadra o siéntese afuera en un banco.

Extra: no puede trabajar sin un mínimo de 7 horas de sueño por noche

6. Cómodo en tu escritorio

No es ningún secreto que sentarse en su escritorio todo el día no es bueno para su cuerpo. Recuerde: las personas con problemas de salud generalmente no son felices. Así que asegúrese de tener una silla de oficina cómoda para evitar el dolor muscular.

7. Ejercicio

¡No, no te mandaremos al gimnasio una hora al día! Quince minutos de caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar son suficientes para aumentar su nivel de energía. Además, tu cuerpo libera todas las toxinas que causan la fatiga.

8. Sé agradecido

Otra cita inspiradora para colgar sobre tu cama: nada ni nadie puede traerte paz, felicidad, serenidad, excepto tú mismo. Recordar buenos recuerdos o pensar en lo que lograste anteriormente puede hacer maravillas para recuperar tu nivel de felicidad. Consejo: después de cada día de trabajo, anota las tres cosas de las que te sientes más orgulloso, tus tres puntos fuertes y los tres cumplidos que te quieres dar.

9. Acuéstate a tiempo

El sueño es importante. No solo para disfrutar al máximo de la vida, sino también de tu trabajo. Las personas que duermen lo suficiente son generalmente más saludables, pueden concentrarse mejor y son más felices. No te quedes despierto hasta altas horas de la madrugada y no olvides guardar tu teléfono una hora antes de acostarte.

¿Sigues satisfecho con tu trabajo actual? ¡Tomar el examen!

10. Atrévete a cometer errores

El que no hace nada no se equivoca. Esto es absolutamente cierto, pero sepa que puede aprender de sus errores y hacerlo mejor la próxima vez. No tengas miedo de cometer errores y no te preocupes por ellos. Estos son necesarios para el crecimiento.

11. Abre tu corazón

Al no lidiar con sus problemas e irritaciones, está jugando a lo seguro porque no quiere que lo despidan. Sepa que los sentimientos reprimidos afectan su felicidad. Así que siempre trate de iniciar la conversación. Sea asertivo, pero no señale con el dedo. Comienza con “Creo que…” o “Me parece que…”. Atrévete a abrir tu corazón y compartir tus opiniones y experiencias. ¡Crecerás!

Jobat mapea tus motivaciones profesionales. ¡Responde la encuesta e intenta ganar un vale de 500 euros en Coolblue!

(dt/em)

21 de septiembre de 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí